Desmantelan 13 serrerías que talaron 80.000 hectáreas en la Amazonía brasileña

  • Río de Janeiro, 8 abr (EFE).- La policía brasileña desmanteló hoy trece serrerías responsables de talar 80.000 hectáreas de una reserva indígena en la Amazonía, informó el ministerio de Medio Ambiente.

Desmantelan 13 serrerías que talaron 80.000 hectáreas en la Amazonía brasileña

Desmantelan 13 serrerías que talaron 80.000 hectáreas en la Amazonía brasileña

Río de Janeiro, 8 abr (EFE).- La policía brasileña desmanteló hoy trece serrerías responsables de talar 80.000 hectáreas de una reserva indígena en la Amazonía, informó el ministerio de Medio Ambiente.

En el operativo, en el que participaron 140 agentes y 30 vehículos, se destruyeron 200 hornos de carbón y se incautó suficiente madera como para llenar 400 camiones, con un valor de mercado cercano a 2,7 millones de dólares.

Las trece serrerías se encontraban en el municipio de Nova Esperança do Piriá, en el estado de Pará, en el que empleaban a 1.700 personas de esta localidad, de cerca de 25.000 personas.

"Un pueblo entero en la ilegalidad. El área indígena está muy degradada", afirmó el ministro del ramo, Carlos Minc, en un comunicado, en el que se incidió que la principal actividad económica de la localidad era la deforestación del bosque amazónico.

La acción de estas empresas había devastado el 32 por ciento de la superficie de bosque de la vecina reserva indígena Alto do Rio Guamã.

Los propietarios de las empresas no se encontraban en el lugar en el momento, pero podrán ser acusados al menos diez de ellos, según la información de los computadores que fueron confiscados.

Parte de la madera incautada, entre la que se encontraban especies nobles como la manilkara, va a ser subastada, para recaudar dinero para proyectos de preservación ambiental.

En el último año, según el régimen pluvial -entre agosto de 2007 y julio de 2008-, la Amazonía brasileña perdió cerca de 11.968 kilómetros cuadrados, un área equivalente a la mitad de un país del tamaño de El Salvador, según cifras oficiales.

Esa cifra supuso un aumento del 3,8 por ciento de la deforestación, con respecto al año anterior.