Ecologistas pedirá la mediación de Chamizo para que "ENCE no arranque el bosque natural para sembrar eucaliptos"

ENCE alega que está "autorizada para la corta desde el pasado mes de agosto"

HUELVA, 26 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva y miembro de Fuegos Nunca Más, Juan Romero, apuntó hoy que la asociación pedirá la mediación del Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, para que "ENCE no arranque el bosque natural" con el objetivo de "sembrar eucaliptos".

Así lo explicó a Europa Press Romero, quien aseguró que "los ecologistas son conscientes del paro existente, por lo que pedirán que medie Chamizo para que se saquen los eucaliptos de los espacios protegidos y los lleven a espacios agrícolas de bajo valor ecológico".

Todo ello viene propiciado, según indicó Romero, "por la actuación de la empresa Silvasur Agroforestal, una filial de ENCE, en la finca 'Mascote', en el término municipal de Berrocal, en la que está cortando y destoconando eucaliptos para volver a plantar ejemplares clónicos".

Juan Romero señaló que "al arrancar estos árboles, están arrasando el bosque natural --alcornoques, quejigos, encinas y madroños-- con tractores 'Bulldozer' que destrozan todo el matorral mediterráneo". En cuanto al terreno, apuntó que "está abrupto y que provocará problemas graves de erosión en paisajes protegidos".

En este sentido, añadió que "hace un año, técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía visitaron la finca y realizaron un informe negativo sobre la repoblación de eucaliptos en la zona".

Por su parte, fuentes de ENCE-Huelva precisaron que están "autorizados por la Junta para la corta de estos árboles en la finca 'Mascote' desde el pasado 13 de agosto". La finca, según explicó la empresa, se divide en cuatro cantones y ENCE trabaja en el número tres, el cual tiene una superficie de 773,57 hectáreas, de las cuales "únicamente están dedicadas al cultivo del eucalipto 400 y el resto es para uso múltiple, aprovechamiento apícola, ganadero, corcho, entre otros".

El permiso de la Consejería "autoriza a los trabajos en 357 hectáreas para la corta y destocado y es en estas hectáreas donde se han comenzado", según indicaron estas fuentes, quienes precisaron que "el único trabajo que se ha hecho hasta ahora con maquinaria ha sido el de limpieza de cortafuego, para el que se han destoconado algunas cepas, con el objetivo de disponer con seguridad del espacio necesario para el apilado de la madera".

Tras la corta, "se renovará la plantación mediante el destoconado y la nueva reforestación con planta mejorada", ya que según explicó la empresa, está "autorizada para hacerlo".