El Gobierno foral renueva el convenio con "la Caixa" para la mejora de los espacios naturales de Navarra

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro, firmó hoy un convenio de colaboración con 'la Caixa' por el que la entidad financiera se compromete a invertir un total de 1.200.000 euros en un año en actuaciones dirigidas a mejorar y preservar los espacios naturales de Navarra, así como a promover la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social.

En el acto, la entidad financiera estuvo representada por el delegado general de 'la Caixa' en Navarra, La Rioja y Aragón, Raúl Marqueta Bueno, y el subdirector del departamento de Ciencia y Medio Ambiente de la Obra Social 'la Caixa', Ignacio López Verdeguer, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Con la firma de este nuevo convenio se da continuidad a la colaboración existente entre ambas instituciones en materia social y medioambiental y que, en los últimos tres años, ha permitido emplear a un total de 88 personas en riesgo de exclusión social y ejecutar 38 actuaciones de mejora ambiental.

Según se indica en el convenio, las inversiones se destinarán a las siguientes líneas de actuación: conservación de los hábitats forestales; mejora de los espacios fluviales y humedales; restauración de áreas degradadas; mejora de la red de infraestructuras, equipamientos y señalización; preservación de la biodiversidad; facilitar el acceso de personas con algún tipo de discapacidad; mejora de la prestación de servicios a los usuarios de los espacios naturales de Navarra; realización de campañas de sensibilización relacionadas con los usos y buenas prácticas medioambientales; minimización de los efectos del cambio climático; y promoción de las energías renovables. A partir de estas líneas generales, el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, en colaboración con 'la Caixa', se encarga de especificar las actuaciones y zonas concretas donde se llevarán a cabo los proyectos. Como en años precedentes, para su ejecución se empleará a personas en riesgo de exclusión social.

38 ACTUACIONES

El primer convenio ha permitido, entre 2006 y 2008, la inserción laboral de un total de 88 personas en riesgo de exclusión social en Navarra. En estos tres años, 'la Caixa' ha invertido 3,6 millones de euros para la ejecución de 38 proyectos medioambientales en espacios naturales de la Comunidad foral.

Estas acciones se pueden agrupar en cuatro apartados: Accesibilidad a los espacios naturales: con el fin de acercar el medio natural a todos los ciudadanos, se han creado senderos inclusivos en Bertiz y Urbasa, así como itinerarios adaptados en los embalses de Leurtza y el bosque de Orgi. Estas instalaciones han sido diseñadas de manera que todos los usuarios, independientemente de su discapacidad, puedan disfrutar de estos espacios naturales. Además, se han mejorado los accesos y la información del nacedero del Urederra y las foces de Lumbier y Arbayún.

El segundo apartado se refiere a la mejora en hábitats fluviales y zonas húmedas. Parte de estas acciones se han dirigido a la eliminación de azudes y a la construcción de escalas de peces con el fin de facilitar que la fauna piscícola pueda remontar el cauce de los ríos. Se ha conseguido, por ejemplo, que el cauce principal del río Salazar sea completamente remontable.

Está previsto, además, que para finales de año las aguas del Bidasoa sean permeables en el 86 por ciento de su recorrido. 'la Caixa' ha colaborado, además, con el programa de voluntariado de ríos que organiza el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA), fundación adscrita al departamento de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, y en el que han participado 269 personas.

Con respecto a los humedales, se ha renovado el material gráfico de los observatorios de Pitillas y las Cañas, con el fin de mejorar la atención al visitante, y se ha recuperado la turbera de Belate, que está considerada como una de las más importantes de la Península Ibérica. Este humedal, formado en la última glaciación, tiene un gran valor ecológico, porque de él se pueden extraer datos sobre el clima y la vegetación de hace 15.000 años.

Sobre la conservación del patrimonio forestal navarro, el 65 por ciento de la superficie de Navarra es forestal y, aunque la mayor parte pertenece a bosques, también existen otro tipo de zonas de valor ecológico. En este sentido, se han recuperado pastizales en Baztan y Aralar, se han creado cortafuegos en Burgui y el entorno de Pamplona, y se han construido varias balsas de agua en la sierra de Urbasa. Asimismo, se ha renovado el centro de interpretación de la naturaleza del parque natural Señorío de Bertiz. En cuanto a la mejora del hábitat de las especies amenazadas es el caso del visón, el mamífero europeo en mayor peligro de extinción después del lince ibérico, para el que se ha construido un paso bajo el punte de Artilleros, en el río Longar. En la autovía de la Barranca se ha desarrollado también un proyecto similar para impedir el atropello de pequeños vertebrados y, en el bosque de Orgi, se han construido una serie de pequeñas charcas para favorecer la reproducción de la rana ágil.

Por último, en la zona de especial conservación de Peñadil, Montecillo y Monterrey, se está desarrollando un proyecto de revegetación para impedir la erosión y mejorar el hábitat de varias especies de reptiles.