El H. de la Concepción de Burgos, segundo inmueble del mundo con certificación internacional por la sostenibilida

BURGOS, 6 (EUROPA PRESS)

El Hospital de la Concepción, propiedad de la Universidad de Burgos (UBU) y sometido durante 2007 y 2008 a la primera fase de las obras para la consolidación de su estructura, obtuvo recientemente el certificado PEFC en cadena de custodia para proyectos constructivos, sello reconocido internacionalmente que acredita que toda la madera utilizada en tales trabajos tiene un origen sostenible.

Según informaron a Europa Press fuentes próximas al proyecto, el hospital de la Concepción es el segundo inmueble del mundo en obtener esta certificación ya que la materia prima empleada en la rehabilitación del inmueble ha sido obtenida de forma legal, mediante una gestión ecológica de los recursos forestales y con un respeto máximo al entorno natural.

Una vez superada la auditoría llevada a efecto por Aenor durante todo el periodo constructivo, el Hospital de la Concepción se convirtió en el segundo inmueble de España y del mundo en seguir la línea de certificación completa PEFC de un edificio, tras el Pabellón de Iniciativas Ciudadanas (El Faro) de la Exposición Universal de Zaragoza.

"La obtención de este sello ha sido posible en gran medida por el compromiso con el medio ambiente de la Universidad de Burgos y de su arquitecto José Antonio Gil-Fournier Carazo, que apostaron por que el edificio se distinguiese por el compromiso ecológico integral que rubrica PEFC a partir de que la UTE adjudicataria de los trabajos plantease el empleo de madera certificada como una de las mejoras con las que concurrió al concurso convocado para la rehabilitación", destacaron las mismas fuentes.

Así, la materia prima forestal elegida tenía que disponer previamente del sello PEFC así como las empresas participantes en todo el proceso relacionado con la madera, desde el talado hasta su colocación en obra y, para la reconstrucción de los forjados y las cubiertas de las dos naves del Hospital de la Concepción en las que se centró la restauración, se emplearon más de 400 metros cúbicos de madera certificada Pino Soria-Burgos procedentes de varios aserraderos de la Sierra de la Demanda que cuentan con la acreditación PEFC.

El Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal (PEFC) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro con presencia en todo el mundo creada en 1999 con el fin de promover una gestión forestal que asegure a largo plazo bosques viables desde los puntos de vista ambiental, social y económico.

Surgido como una iniciativa voluntaria del sector privado forestal basada en los criterios e indicaciones de las conferencias internacionales para la protección de los bosques de Europa, el sistema de certificación PEFC es hoy el más extendido en todo el mundo con más de 200 millones de hectáreas de bosques certificados en el planeta.

En España hay 1.084.828 hectáreas con sello PEFC, lo que supone un seis por ciento de la superficie forestal arbolada y el logotipo de PEFC está presente en los productos de 1.100 selvicultores españoles y en 343 empresas de España.