Acto de Greenpeace para atraer la atención del G-20 paraliza un puente en Brasil

  • Río de Janeiro, 1 abr (EFE).- Una insólita protesta de integrantes de la organización ecologista Greenpeace para llamar la atención de la Cumbre del G-20 sobre la necesidad de frenar los cambios climáticos paralizó el puente de 14 kilómetros que comunica a las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Niteroi.

Acto de Greenpeace para atraer la atención del G-20 paraliza un puente en Brasil

Acto de Greenpeace para atraer la atención del G-20 paraliza un puente en Brasil

Río de Janeiro, 1 abr (EFE).- Una insólita protesta de integrantes de la organización ecologista Greenpeace para llamar la atención de la Cumbre del G-20 sobre la necesidad de frenar los cambios climáticos paralizó el puente de 14 kilómetros que comunica a las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Niteroi.

Una decena de activistas de la organización no gubernamental, en una peligrosa maniobra, se colgaron en el puente con técnicas de rapel para extender un letrero de 50 metros de extensión y 30 metros de altura dirigido a los presidentes de los países del G-20 que se reunirán mañana en Londres.

"Líderes mundiales: el clima y el pueblo en primer lugar", decía el letrero en inglés, en referencia a la reunión que tendrán los jefes de Estado o de Gobierno del G-20, que agrupa a los países más desarrollados del mundo y a varios de los principales emergentes.

La Cumbre fue convocada para discutir medidas para hacer frente a la crisis económica global, pero Greenpeace quiere que los graves problemas ambientales del planeta también sean tenidos en cuenta.

"Quisimos llamar la atención de los líderes del G-20 sobre la urgente necesidad de construir una economía de bajo carbono y de usar la crisis climática como oportunidad para solucionar la recesión económica", dijo a Efe un portavoz de Greenpeace.

Según la organización, los países desarrollados tienen que comprometerse a reducir sus emisiones de gases contaminantes en al menos un 40 por ciento hasta 2020 y los países en desarrollo también tiene que asumir compromisos de lucha contra el calentamiento global.

Los activistas citaron específicamente a Brasil, país que no asumió compromisos en el Protocolo de Kioto pero que es el cuarto mayor emisor de los gases que provocan el calentamiento global debido a los incendios en la Amazonía.

La manifestación de Greenpeace, sin embargo, obligó a las autoridades de tránsito a interrumpir el paso de vehículos en el puente en el sentido entre Niteroi y Río de Janeiro, lo que provocó un enorme embotellamiento que a las 08.50 hora local (11.50 GMT) se extendía por unos cinco kilómetros.

Once de los activistas de la organización ecologista fueron retenidos por la policía poco después de que treparan por sus cuerdas para regresar al puente.

"Fueron retenidos para dar explicaciones y conducidos a las dependencias de la Policía Federal en Niteroi, pero aún no fueron acusados de nada", dijo el portavoz de Greenpeace.

Según el inspector de la Policía Federal de Carreteras en Niteroi, André Luis Azevedo, la institución fue llamada por la concesionaria que opera el puente y tuvo que retirar del mismo los vehículos de los integrantes del Greenpeace para intentar reducir el embotellamiento.