El Banco Mundial pide ayuda para que Latinoamérica evite una crisis climática

  • San José, 12 feb (EFE).- Latinoamérica puede aumentar su cobertura boscosa y mitigar así el calentamiento global con más ayuda financiera, ya que emite apenas el 12% de los gases de efecto invernadero del total global, según un informe del Banco Mundial (BM) presentado hoy en Costa Rica.

El Banco Mundial pide ayuda para que Latinoamérica evite una crisis climática

El Banco Mundial pide ayuda para que Latinoamérica evite una crisis climática

San José, 12 feb (EFE).- Latinoamérica puede aumentar su cobertura boscosa y mitigar así el calentamiento global con más ayuda financiera, ya que emite apenas el 12% de los gases de efecto invernadero del total global, según un informe del Banco Mundial (BM) presentado hoy en Costa Rica.

Pamela Cox, vicepresidenta del BM para América Latina y el Caribe, explicó que, en tiempos de crisis económica como el actual, se deben buscar oportunidades y "la comunidad internacional debe mirar hacia Latinoamérica para buscar soluciones innovadoras que eviten también una crisis climática".

El reporte del BM hace énfasis en la necesidad no solo de que los países desarrollados reduzcan sus emisiones, sino de que sean mucho más activos en el pago ambiental a las regiones más pobres para ampliar la cobertura boscosa.

Sin estos dos ámbitos de acción, las consecuencias ambientales y económicas del calentamiento global serán desastrosas, advirtió el BM.

Según estimaciones del banco, las emisiones de gases están creciendo a un ritmo que sobrepasa las previsiones científicas más pesimistas.

En Latinoamérica se estima que la temperatura habrá aumentado 1,7 grados Celsius en el 2050 y hasta 4 grados en el 2100, lo que traerá graves consecuencias para los países.

Muchos de los impactos del calentamiento en la región ya son visibles: la frecuencia de los desastres naturales ha aumentado, se registra ya una mayor incidencia de enfermedades tropicales y el 30 por ciento de los arrecifes de coral en el Caribe ha muerto desde 1980.

Los expertos predicen además que la agricultura será la actividad más afectada en la región, con una reducción de entre 12 y 29 por ciento de la producción en Centroamérica para el año 2080.

En Suramérica se perderá entre el 12 y 50 por ciento de la producción actual para el 2100 y solo en México la reducción será de entre 30 y 85 por ciento.

Las pérdidas causadas por huracanes en Centroamérica y el Caribe podrían triplicarse para el 2025, llegando a consumir hasta el 6% del PIB de los países.

Augusto de la Torre, economista jefe del BM para la región, indicó que los daños en Latinoamérica serán graves.

Si la temperatura sube de 2 a 3 grados, entre el 20 y 80 por ciento de la selva amazónica podría desaparecer y, debido a la reducción de las lluvias, hasta el 50 por ciento de los bosques de la región se convertirían en sabanas.

México, por ejemplo, podría perder el 26 por ciento de sus mamíferos para el 2050.

Para evitar estas situaciones, el BM hizo un llamado a los países desarrollados a que se hagan responsables de sus acciones, pues aunque representan apenas al 20 por ciento de la población mundial son los culpables del 75 por ciento de las emisiones que ha recibido la atmósfera desde 1850.

Además, el BM informó de que entre este año y el 2012 pondrá a disposición de las naciones un fondo de 6.000 millones de dólares para que se inviertan en proyectos de mitigación de cambio climático

México y Turquía son los primeros países que han presentado propuestas para acceder a estos recursos.