Las 245 familias adheridas al programa Hogares Verdes logran reducir en un año un 6,15% de emisiones de CO2

ZARAGOZA, 16 (EUROPA PRESS)

Las 245 familias adheridas al programa Hogares Verdes lograron reducir en un año un 6,15 por ciento de emisiones de dióxido de carbono (CO2), tras reducir el consumo doméstico de electricidad en un 6,43% y el de gas en un 5,63%, mientras que el ahorro de agua se rebajó en un 9,66%.

Todo ello supuso que el ahorro de las facturas eléctricas de las familias alcanzar un promedio de 172 kilowatios hora por familia y año, lo que equivale a 225 euros anuales.

Hogares Verdes es un programa piloto, promovido por el Ministerio de Medio Ambiente e impulsado por la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, cuyo objetivo es fomentar la participación activa y la reflexión sobre aspectos medioambientales. Zaragoza es una de las 34 ciudades españolas en las que se ha llevado a cabo esta experiencia que tendrá continuidad.

Estas 245 familias se organizaron en 14 grupos por criterios de proximidad, que se localizaban en doce barrios y distritos de la ciudad. Tras rellenar un cuestionario con los datos de consumo de energía, agua y transporte en el 2007, formalizaron un segundo formulario a finales de 2008 para comparar resultados.

A las familias se les facilitó un kit con material para facilitar estos ahorros, como perlizadores de agua, una bombilla de bajo consumo, una guía práctica de la energía y consejos de ahorro.

Todas las familias evitaron el consumo 'fantasma' de los aparatos eléctricos en stand-by, redujeron los grados de la calefacción y la climatización, algunas cambiaron el refrigerador por otro más eficiente y redujeron la puesta en marcha de lavadoras y lavaplatos.

"OBJETIVOS CUMPLIDOS Y AMPLIADOS"

El consejero municipal de Urbanismo, Vivienda, Arquitectura y Medio Ambiente, Carlos Pérez Anadón, aseguró que los objetivos de este proyecto piloto "se han cumplido y ampliado" lo que "nos da fuerza para vencer reticencias y seguir con más ahorro".

Pérez Anadón enfatizó el papel sensibilizador desarrollado por las familias porque "sin ellas hubiera sido imposible traspasar el plano teórico" y se mostró convencido de que en próximas convocatorias el crecimiento del programa será exponencial.

Generar ahorros de agua y electricidad con el único método posible que es el impulso desde las administraciones y la correspondencia de la sociedad "que es la que tiene que permeabilizar estas iniciativas" resumió el consejero municipal la finalidad de este programa piloto, al que ahora se sumará Veolia Agua, la empresa que desde 1993 se encarga de la depuración de las aguas de Zaragoza.

Como dato aportó que cuando se puso en marcha la depuradora de La Cartuja se depuraban 80 hectómetros cúbicos y en el 2008 la cifra fue de 52 hectómetros cúbicos "a pesar del incremento de la población, lo que refleja una mayor sensibilización ciudadana".

"Producir mejor, consumir menos" es la máxima que citó el consejero delegado de Veolia, Frédéric Certain, como compromiso medioambiental de Veolia Agua, para incidir en que las buenas prácticas de uso eficiente de los recursos "tiene un impacto económico en los bolsillos del usuario".

Esta compañía de medioambiente, energía y transporte público se sumará a este programa durante los próximos tres años 2009-2011 y que trabajará en los módulos energía y movilidad, agua y cesta de la compra. Se inicia ahora una segunda fase en la que las familias interesadas se pueden inscribir hasta el próximo 22 de mayo.