Líderes demócratas reducen sus aspiraciones para luchar contra el cambio climático

  • Washington, 12 may (EFE).- Líderes demócratas en el Congreso han cambiado una propuesta de ley en la que proponían importantes reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero y han disminuido los límites en las negociaciones preliminares.

Líderes demócratas reducen sus aspiraciones para luchar contra el cambio climático

Líderes demócratas reducen sus aspiraciones para luchar contra el cambio climático

Washington, 12 may (EFE).- Líderes demócratas en el Congreso han cambiado una propuesta de ley en la que proponían importantes reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero y han disminuido los límites en las negociaciones preliminares.

Los legisladores Ed Markey y Henry Waxman anunciaron hoy las líneas generales de un acuerdo inicial que, creen, satisfará tanto a organizaciones medioambientales como a la industria energética y que permitirá lograr también el apoyo de demócratas moderados en el Comité de Energía de la Cámara de Representantes.

Para ello, han tenido que rebajar los límites que exigieron en un primer momento para promover la energía renovable y se han visto obligados a proponer una menor reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, entre otras cesiones.

La iniciativa original preveía una reducción del 20 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono hasta 2020, mientras que la versión actual contempla una disminución del 17 por ciento partiendo de los niveles de 2005.

Ese porcentaje es todavía mayor que el propuesto por el presidente de Estados Unidos, que pretende impulsar una disminución de un 15 por ciento, pero sigue estando muy por debajo de los límites planteados por otros países de cara a la conferencia sobre el cambio climático de diciembre en Copenhague, donde se pretende forjar un nuevo protocolo que sustituya al de Kioto.

La Unión Europea (UE) prevé una reducción del 20 por ciento hasta 2020 y está dispuesta a llegar incluso al 30 por ciento si otros países desarrollados muestran el mismo compromiso, según explicó recientemente una delegación que acudió a finales de abril a una conferencia sobre cambio climático que organizó EE.UU. en Washington.

Los legisladores todavía discuten cómo distribuir los permisos de emisión de gases de efecto invernadero a las diferentes industrias, pero se contempla un porcentaje del 35 por ciento para las empresas eléctricas, según el Washington Post.

Obama ha pedido una subasta del 100 por ciento de los permisos para emitir dióxido de carbono con el fin de destinar los miles de millones en ingresos a tecnologías de energía renovable y compensar a los hogares de clase media por el aumento de los costes energéticos.

No obstante, el presidente estadounidense se ha mostrado dispuesto a ceder en sus aspiraciones.

En cuanto al porcentaje obligatorio para producir energía renovable, los legisladores han reducido el objetivo para 2025 de un 25 a un 15 por ciento.

Los gobernadores podrían además recortar este límite al 12 por ciento alegando que el objetivo inicial no puede ser alcanzado en sus respectivos estados.

El Comité de Energía de la Cámara de Representantes prevé votar sobre la iniciativa la próxima semana.

Después, tendrá que ser sometida a votación en el pleno de la Cámara Baja y en el Senado.

Pero varios senadores de regiones industriales y del sector del carbón, tanto demócratas como republicanos, han expresado su preocupación por el aumento de los costes energéticos que implicaría esta medida, la cual es una prioridad para el Gobierno de Obama.