Los 50 hogares participantes en el programa Fogares Verdes redujeron un 14% su consumo en agua y un 24% la emisión de CO2

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS) Los 50 hogares compostelanos participantes en el programa de educación ambiental Fogares Verdes, coordinado por la asociación ecologista Adega, redujeron el pasado año un 14,57 por ciento su consumo en agua y un 24,13 la emisión de CO2 a la atmósfera. Así lo explicó hoy la representante del programa, María Xosé Castro, quien explicó que, a través de la comparación entre las facturas de agua y electricidad de 2007 y 2008, año en el cual las 50 familias seleccionadas participaron en la iniciativa, se constató un ahorro de 438 metros cúbicos de agua, un 14,57 por ciento menos de consumo que el año anterior; así como una disminución de un 24,13 por ciento de emisión de CO2 tomando como base el factor de conversión correspondiente a cada año. Además, entre los 50 hogares compostelanos que participaron en Fogares Verdes, ahorraron un total de 6.029 kilowatios hora de energía, lo que representa una disminución del consumo de un 6,4 por ciento. Con estos datos, apuntó María Xosé Castro, la iniciativa cumplió los objetivos marcados por la asociación ecologista al inicio de proyecto, que se situaban en un ahorro de entre un 6 y un 10 por ciento de agua y un 5,2 por ciento de CO2. OTROS CAMBIOS Asimismo, la responsable del programa valoró que, además del propio ahorro energético, las familias "experimentaron otros cambios" relacionados con el programa pero no incluidos en el. En concreto, apuntó Castro, además de las 50 bombillas de bajo consumo que se repartieron entre los participantes, lo hogares adquirieron durante el pasado año 291 nuevas unidades, compraron 16 electrodomésticos de bajo consumo, instalaron 115 perlizadores para el ahorro de agua y modificaron 32 cisternas para hacerlas más eficientes, entre otras cuestiones. SATISFACCIÓN En relación a la satisfacción de los hogares participantes, los datos de la encuesta posterior muestran una "visión positiva" de este proyecto. En concreto, el 54 por ciento calificó la experiencia de muy buena, y el 44 por ciento de buena, mientras que solo el 2 por ciento le otorgó el grado de regular. Además, el 56 por ciento de los participantes afirmaron que el programa Fogares Verdes les hizo cambiar sus hábitos "sin duda", mientras que el 36 por ciento señaló que "algo", y el 8 por ciento aseguró que no había cambiado sus hábitos por el programa. En cuanto a las dificultades encontradas a la hora de tomar conciencia del ahorro, la mayor parte de los hogares encontraron problemas en cambiar los hábitos --40 por ciento--, convencer a la familia --36 por ciento-- y tomar conciencia --20 por ciento--. FOGARES VERDES El programa Fogares Verdes, realizado en colaboración por Adega, la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santiago y el Instituto Enerxético de Galicia, comenzó en enero de 2008 con el seguimiento de 50 familias seleccionadas en el área de Santiago a las que se facilitó elementos para el ahorro energético y de agua --bombillas de bajo consumo, perlizadores para agua, etc--, así como charlas y consejos para disminuir su consumo. Según explicó María Xosé Castro, el 84 por ciento de las familias participantes, un total de 50, ya habían participado además en un programa previo de compostaje casero. A lo largo de todo el año, los técnicos de Adega visitaron a las familias en tres ocasiones diferentes para ver su evolución y comparar sus facturas de consumo con las del año anterior. Los datos objetivos de estas familias, explicó la representante del programa, demuestran que "si se les explica" como reducir el consumo "y se anima a los hogares" a tomar estos hábitos de vide, "es fácil hacer presente esta cuestión".