Quito a media luz se suma a la "Hora del Planeta" contra el cambio climático

  • Quito, 28 mar (EFE).- Quito lució esta noche a media luz, como un aporte a la jornada mundial de la "Hora del Planeta", una iniciativa llevada a cabo en 4.000 ciudades de en 88 países que busca salvar a la Tierra del cambio climático.

Quito, 28 mar (EFE).- Quito lució esta noche a media luz, como un aporte a la jornada mundial de la "Hora del Planeta", una iniciativa llevada a cabo en 4.000 ciudades de en 88 países que busca salvar a la Tierra del cambio climático.

Los ministerios de Ambiente y Electricidad, el Ayuntamiento de la capital y la empresa Movistar, filial de Telefónica de España, organizaron el apagón en edificios, monumentos y plazas públicas de Quito y otras ciudades ecuatorianas, como parte de la iniciativa impulsada por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF).

El casco colonial de Quito, que deslumbra en las noches por el alumbrado de iglesias y monumentos históricos, se apagó a las 20.30 hora local (01.30 GMT del domingo), por una hora, y la ciudad apenas lució retocada por las luces de las calles y de viviendas.

También en el resto de la ciudad, decenas de edificios apagaron sus luminarias y muchos hogares se quedaron, voluntariamente, sin luz por una hora.

El apagón parcial en Quito tuvo su origen en un patio aledaño al edificio sede de la compañía Movistar, donde se congregaron cientos de personas, con velas encendidas, para alumbrar la penumbra.

A las ocho y media de la noche, los pisos del edificio de la esa empresa se fueron quedando a oscuras, uno por uno, y el apagón se extendió de inmediato a los alrededores.

Esta iniciativa "busca que cada día seamos más conscientes, que sepamos que hay que hacer algo por el planeta. Quizá lo de hoy es un granito de arena, pero lo que queremos es que, cuando se vea el mapa de la noche, se pueda ver a Quito sin tanta luz", señaló a Efe el vicepresidente técnico de Telefónica en Ecuador, David Holgado.

El directivo remarcó que "Telefónica quiere hacer más, no quiere quedarse limitada con planes de gestión ambiental para gestionar sus indicadores, sino que realmente quiere contribuir con el planeta, ser responsable con la sociedad, con los países donde vivimos".

Por su lado, la subsecretaria del Ministerio de Ambiente, Tannya Lozada, señaló que la jornada de hoy representa también para el Gobierno de su país el inicio de una tarea de concienciación nacional, sobre el cambio climático y sus efectos sobre la humanidad.

Ello, dijo, no quiere decir que la lucha contra el cambio climático y por la protección del ambiente se oponga a la misión de los gobiernos por lograr sus metas de desarrollo.

Según Lozada, "lastimosamente, a nivel mundial, hay líderes que dan un mensaje erróneo, que piensan que para combatir el cambio climático hay que sacrificar el desarrollo".

"No hay una contradicción entre el consumo de energía y la conservación, en lo que sí hay contradicción es en el consumo irracional de la energía", apostilló la subsecretaria.

La ciudadanía ecuatoriana debe "ir tomando consciencia, poco a poco, para racionalizar el consumo de energía" y, asimismo, debe "contribuir en la protección del ambiente" de una forma más activa, agregó Lozada.