Botella señala la calidad de agua y aire y el tratamiento de residuos como ventajas medioambientales de Madrid

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, señaló hoy la calidad del agua y del aire, y el "pionero" sistema de recogida y tratamiento de residuos que tiene la capital como las principales ventajas medioambientales de la candidatura de Madrid 2016 frente al resto de ciudades aspirantes --Chicago, Tokio y Río de Janeiro--.

Durante el cocktail con periodistas celebrado hoy en los Jardines de Cecilio Rodríguez con motivo de la llegada de la comisión de evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI), la edil señaló que "Madrid no tiene puntos flojos" en materia medioambiental, y recordó que una de las máximas de la candidatura es hacer unos Juegos "verdes y felices".

"Ofrecemos una excelente calidad del agua, que será totalmente regenerada en la Villa Olímpica; además, tenemos una muy buena calidad del aire y dentro de todos los parámetros exigidos, y somos pioneros en la recogida de residuos y su tratamiento para transformarlos en energía", explicó.

Además, avanzó que en la Villa Olímpica se implementará un proyecto piloto de recogida neumática de basuras por túneles subterráneos para eliminar los contenedores de la calle, algo que "luego se podría llevar a toda la ciudad", e indicó que para solventar los problemas de ruidos que bajaron la puntuación madrileña en la candidatura de 2012 "se soterrará ese tramo de la M-40".

Por último, subrayó que Madrid cuenta con un Corredor Verde que rodea toda la ciudad y que es una de las ciudades del mundo con más árboles de alineación, que contrarrestan el cambio climático. "En cualquier caso, el porcentaje de emisiones por habitante y año en Madrid está por debajo de la media europea", apostilló.

Para contribuir a ello, hasta 2016 el Consistorio seguirá plantando nuevas unidades arbóreas, terminará de construir el parque forestal de Valdebebas y además, facilitará coches eléctricos no contaminantes a los atletas que participen en los Juegos madrileños para que no contaminen.