Concluyen con éxito las pruebas con boyas para prever la trayectoria de vertidos efectuadas en la Ría de Vigo

Se trata de buscar las estructuras que mejor se adapten según el tipo de mancha

VIGO, 6 (EUROPA PRESS)

Las pruebas realizadas por técnicos franceses y gallegos en la Ría de Vigo sobre boyas de deriva que puedan servir de "herramientas predictivas" en la trayectoria de vertidos marinos han concluido hoy con "éxito", según explicaron a Europa Press la directora del Instituto Tecnológico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar), Covadonga Salgado, y la jefa de la Unidad de Documentación y Apoyo, Garbiñe Ayensa.

El ejercicio de prueba de las boyas se realizó durante los días de ayer y hoy y se enmarca en un proyecto europeo comenzado en octubre de 2008 y en el que colaboran instituciones portuguesas, francesas y gallegas --entre ellas Cetmar, Intecmar, la Universidade de Vigo y MeteoGalicia--. Además, se ha contado con la colaboración del Servicio de Guardacostas, que participó con dos embarcaciones y un helicóptero.

La iniciativa trata de constatar cuáles son las mejores boyas de deriva según el vertido que se registre, por lo que el experimento desarrollado contó con 10 dispositivos del Intecmar y otros 6 de Francia, que se soltaron cerca de las Islas Cíes y, tras salir de la Ría de Vigo, volvieron a entrar. En total, a lo largo de la mañana de ayer hubo que retirar 2 boyas gallegas y 3 galas, debido a pérdidas de conexión --estas cifras entran dentro de lo previsible--.

A falta del análisis en profundidad de los resultados obtenidos, las representantes de Intecmar destacaron la iniciativa como "un éxito" desde el punto de vista de la puesta en práctica, debido a que la climatología "ha ayudado". Además, incidieron en que los resultados que se obtengan servirán para mejorar "muchísimo" las herramientas de predicción y deriva de una posible mancha.

Estas boyas para vertidos están equipadas con "tecnología simple y accesible" como son un teléfono móvil y un GPS para poder controlar su ubicación. Además, cuentan con una draga que permite que vaya a la deriva prediciendo la trayectoria de los elementos contaminantes.

DRAGAS Y GPS

Así, las estructuras probadas en Vigo están provistas de distintas dragas: de diferente rigidez y tamaño, de forma que la estructura se mueva del mismo modo a como lo haría la mancha. Por ello, se intenta identificar qué tipo de draga es más adecuada según el vertido, de forma que se pueda incluso prever la trayectoria.

Por otra parte, estos dispositivos van dotados de tecnología GPS, por lo que se pueden ubicar aún cuando las condiciones atmosféricas imposibiliten a los medios aéreos o acuáticos realizar un control visual de la zona afectada.

Este estudio se pondrá a disposición del Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina, puesto que pretende desarrollar "buenas herramientas" con las que, de ser necesario, pueda contar un gabinete de crisis creado para combatir un vertido en el mar.

ECUADOR DE LOS EJERCICIOS

El estudio científico sobre las boyas de deriva consta de un total de 12 ejercicios y el realizado estos días supone el ecuador de las pruebas --es el sexto experimento--. Sin embargo, ha sido el primero en el que se han utilizado colorantes, que tienen la misión de poder marcar los vertidos de sustancias incoloras y pudieran ser inapreciables a simple vista, y, por tanto, se ha podido experimentar sobre cuáles son los más adecuados según el vertido.

En cuanto a los próximos ejercicios, también está previsto realizar nuevas pruebas en la desembocadura del Tajo (en Portugal) y en Francia, posiblemente en la zona de Brest, en la Bretaña, dado que la iniciativa finalizará en 2010.