Empeora la calidad del aire en Santiago de Chile

  • Santiago de Chile, 12 may (EFE).- Las autoridades de Santiago de Chile decidieron hoy mantener la alerta ambiental preventiva por segundo día consecutivo ante un empeoramiento de la calidad del aire que respira su población, informaron fuentes oficiales.

Empeora la calidad del aire en Santiago de Chile

Empeora la calidad del aire en Santiago de Chile

Santiago de Chile, 12 may (EFE).- Las autoridades de Santiago de Chile decidieron hoy mantener la alerta ambiental preventiva por segundo día consecutivo ante un empeoramiento de la calidad del aire que respira su población, informaron fuentes oficiales.

El municipio de Cerro Navia, en la parte oeste de la capital, presentaba a las 12:00 GMT índices críticos de la calidad del aire, con un nivel de contaminación que alcanzaba las 389 miligramos de partículas nocivas por metro cúbico de aire.

Cuatro de las once estaciones de vigilancia distribuidas en la capital chilena marcaban a esa hora índices de "alerta" en la calidad del aire, es decir, más de 200 miligramos de partículas nocivas por cada metro cúbico de aire.

Además, otras cuatro estaciones presentaban índices de 100 a 200 miligramos, que califican de regular la calidad del aire.

Se esperan lluvias para las últimas horas de este martes, lo que puede aliviar el cerco de la contaminación.

El intendente de la capital chilena, Igor Garafuic, recordó a la población la prohibición de encender leña y la recomendación de no realizar actividades deportivas al aire libre.

Ante la alerta ambiental, se restringirá la circulación de unos 200.000 automóviles en las calles de Santiago, y se reforzarán las acciones de fiscalización para prevenir un empeoramiento de la calidad del aire.

Los problemas de contaminación se acentúan en invierno debido a la ausencia de vientos y al fenómeno de inversión térmica (temperaturas más bajas en las capas inferiores de la atmósfera), que mantiene los elementos contaminantes a nivel del suelo en la capital, situada en un valle rodeado de montañas.

La capital chilena, la segunda ciudad más contaminada de América Latina después de Ciudad de México, registra constantes episodios de alerta ambiental que conllevan la prohibición de circular para ciertos vehículos, quemar leña o poner en marcha más de 700 industrias.