Expertos piden un nuevo Convenio que amplíe el daño indemnizable y los sujetos responsables de contaminación por hidrocarburos

Critican que la Administración "no tuvo interés" por hacer una evaluación global del daño causado por el vertido del Prestige

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado en el marco de una investigación sobre los efectos de la catástrofe del Prestige pide que la comunidad internacional elabore un nuevo Convenio de Responsabilidad Civil por Contaminación con Hidrocarburos que incluya una ampliación del daño imdemnizable, de los sujetos responsables y del régimen de responsabilidad para adaptarlo a la situación actual después del resultado de la catástrofe del Prestige.

Así lo explicó hoy el autor del informe 'A responsabilidade civil nas mareas negras', el juez titular del Juzgado de Primera Instancia de A Fonsagrada (Lugo), Luis Villares, quien concluyó en su investigación que el actual convenio, aprobado en 1969, es asienta sobre la "injusticia" y planteó la necesidad de "superarlo" y "construir uno nuevo" en base a "principios diferentes".

Entre estas bases, Villares apuntó la necesidad de ampliar el daño indemnizable en este tipo de catástrofes, ya que el actual documento excluye los daños causados al propio ecosistema. Además, pidió que se modifique el sistema de cuantificación del daño causado, ya que en la actualidad se establece un baremo en relación a la situación de la zona en los dos años anteriores al desastre "algo que en un medio que sufre muchas catástrofes --en referencia a Galicia-- no es válido" y que "no toma como referencia un medio completamente recuperado".

SUJETOS RESPONSABLES

Entre las indicaciones que Villares consideró necesarias para un nuevo convenio, está también la ampliación de los sujetos responsables de estas catástrofes. "Incluir al capitán del buque como único responsable no se corresponde con la realidad actual", indicó Villares, que apostó por incluir también a otros agentes como el propietario de la carga, el naviero o la sociedad clasificadora.

Asimismo, reclamó que el en el régimen de responsabilidad se amplíe hasta hacerla ilimitada, completa y solidaria, sin quitar "el reparto" de la misma "en función del grado de culpa" de cada responsable y que los Fondos Internacionales de Indemnización de Daños Debidos a la Contaminación (Fidac), tengan una mayor dotación.

LEVANTAMIENTO DE VELO

En la línea de la responsabilidad, Villares apostó por la aplicación del 'levantamiento de velo', una doctrina que implica que el accionista de una sociedad mercantil queda obligado por las deudas de la misma.

"Hay que salir a buscar a los culpables", indicó Villares, quien destacó que "el sistema busca dejar a salvo a quien realmente son los responsables". En este sentido, apuntó que el ejercicio de actividades de transporte de hidrocarburos "conlleva un riesgo" que "deba asumir quien realiza la actividad" e instó a "atender a quien es el beneficiario de ese transporte" y no solo al que lo lleva físicamente.

CUANTIFICACIÓN DE DAÑOS

En el capítulo de cuantificación de daños, el autor del informe, publicado por la Revista Xurídica Galega, calificó de "insuficientes" los fondos disponibles para hacer frente a este tipo de catástrofes, y aunados en el Fidac. En concreto, criticó que a día de hoy no haya una evaluación económica oficial de los daños originados por la catástrofe del Prestige, que algunos estudios sitúan en los 7.000 millones de euros.

En esta línea, la profesora Carmen García Negro criticó que tras el hundimiento del barco "no hubo interés por parte de la Administración por hacer una evaluación global del daño" y que esto solo se hizo a través de investigaciones individuales y aisladas.

"Quien debería haber hecho el ejercicio de tutelar el bien dañado, no lo evaluó", criticó García Negro, quien criticó que solo se tomaron "microdecisiones sobre ningún plan y sin voluntad de conocer cual fue la afectación".