Fomento garantiza un barco de mercancías peligrosas en verano para evitar desabastecimientos en hospitales de Baleares

PALMA DE MALLORCA, 31 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Fomento ha garantizado verbalmente al Govern la puesta en marcha de un barco de mercancías peligrosas en verano entre la península y Baleares, que será operado por la naviera Acciona, con el fin de evitar que los hospitales de las islas puedan quedarse sin oxígeno medicinal, ni material químico para las anestesias, tal como había advertido hace unas semanas el representante del sector de Mercancías Peligrosas, Ángel Quindós. En una rueda de prensa, el conseller de Movilidad y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, confió en que este compromiso "comunicado oficialmente" desde el Ministerio de Fomento se traduzca en un "papel escrito o en un contrato", con el objetivo de "solucionar" de forma definitiva el problema del transporte de las mercancías peligrosas durante los meses de verano. Por su parte, el director de Explotación de Acciona, Álvaro Gutiérrez, confirmó que el Ministerio dirigido por Magdalena Álvarez ha logrado un acuerdo con su compañía para que ésta ponga en funcionamiento un buque de mercancías peligrosas que realice dos rotaciones semanales (ida y vuelta) entre Barcelona y Palma, una rotación que llegue a Ibiza y otra que llegue a Menorca, mientras que aún está por decidir el recorrido de la quinta rotación, que puede ser entre Palma e Ibiza, Barcelona e Ibiza o entre Palma y Mahón. De esta forma, Quindós recalcó que se solucionará la situación "crítica" que se hubiera generado en caso de que no haber durante los meses de verano un barco de mercancías peligrosas, ya que hubiese habido dificultades para transportar a Baleares materiales imprescindibles para los hospitales, como oxígeno medicinal, protosio de nitrógeno (producto fundamental para las anestesias) y nitrógeno. Así, se evitará que vuelva a suceder una situación similar a la del verano de 2008, cuando el hospital de Can Misses, en Ibiza, se quedó desabastecido de oxígeno medicinal durante tres semanas de agosto, lo que obligó a recurrir a los stocks existentes en la isla para compensar la falta de barcos que transportaran este material. Actualmente, no existe ningún barco de carga para mercancías peligrosas que conecte la península con las islas, de forma que estos productos llegan al archipiélago balear a bordo de un barco de pasajeros, siempre y cuando no haya más de 65 ocupantes, que suelen ser los mismos responsables de transportar este material. La gran preocupación de las nueve empresas de Baleares que se dedican al transporte de mercancías peligrosas, en las que trabajan 350 empleados, era que en verano, era prácticamente imposible que en los barcos de pasajeros sólo vayan 65 ocupantes, debido al incremento de los turistas procedentes de la península, lo que iba a resultar muy difícil transportar a Baleares propano, fundamental para la calefacción, así como butano, cloro, gas natural licuado y los productos químicos destinados para la limpieza de los hospitales. Por su parte, la directora general de Transporte Aéreo y Marítimo, Joana Amengual, recalcó que la puesta en marcha del citado barco significa que ha dado "fruto" el trabajo realizado en los últimos seis meses por parte de la Comisión de Seguimiento del Transporte Marítimo de Mercancías Peligrosas, si bien apuntó que continuará "luchando" para que el compromiso de la Dirección General de Marina Mercante quede "por escrito". UN ESPACIO PARA LAS MERCANCÍAS PELIGROSAS Por otro lado, Quindós remarcó que Autoridad Portuaria también ha habilitado un espacio en el muelle comercial del Puerto de Palma para que se puedan almacenar las mercancías peligrosas evitando así que los empresarios tengan este material disperso por la isla en dependencias prestadas por otros empresarios. En este sentido, Amengual indicó que intentará un compromiso similar con la Autoridad Portuaria en Ibiza. Finalmente, el responsable de Acciona avanzó que en invierno, esta naviera duplicará la capacidad de carga de los buques mixtos utilizados tanto para el transporte de pasajeros, como de mercancías peligrosas, pasando de los 14 módulos actuales a los 28. Actualmente, durante los meses de invierno hay dos rotaciones semanal entre Mallorca y la península, mediante la utilización de un barco de pasajeros de la naviera Acciona, mientras que también hay una rotación semanal a Ibiza y Menorca.