Gallegas.- Touriño pide "un nuevo impulso" y alerta de que la abstención provocaría que "la pesadilla durase cuatro años"

Advierte de que "no hay que fiarse" de los sondeos y augura que "los mejores años de Galicia están por llegar" con una "nueva victoria" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS) El secretario xeral del PSdeG y candidato a la reelección como presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, pidió hoy a los que le votaron "hace cuatro años y a los que apoyaron a Zapatero" que le otorguen "un nuevo impulso" y solicitó a los ciudadanos que "no se queden en casa o dormidos, porque si no, la pesadilla les durará cuatro años". "Hay que ser triste y cenizo para pretender ganar con las urnas vacías", reprobó Touriño, e insistió e lanzar un llamamiento a la ciudadanía para que acuda a las urnas "porque el voto en democracia manda y decide". Además, hizo especial hincapié en que "no hay que fiarse" de las encuestas porque "no hay nada decidido" y advirtió de que "los estrategas del PPdeG cifran todas sus esperanzas de ganar" en ese extremo. En el tradicional acto de pegada de carteles, que en esta ocasión se desarrolló de modo virtual en el Patio de Cristais del Hotel Monumento San Francisco en Santiago, Touriño compartió escenario con el regidor local, Xosé Sánchez Bugallo, y estuvo arropado por los candidatos de las cuatro provincias gallegas, alcaldes y concejales del partido. Durante su intervención ante unas 300 personas, Touriño resaltó que, tras su paso por la Xunta, Galicia "es un país con más igualdad social y con más derechos a las personas". Por ello, incidió en que "ahora que se trata de decidir el futuro, lo que menos necesita la Comunidad gallega es que el PP vuelva al poder". Así, tras proclamar que "la grandeza democrática reside en que el voto es lo que iguala a los ciudadanos", auguró que "los mejores años de Galicia están por llegar". Para ello, emplazó a sus compañeros de partido a "trabajar con entusiasmo", para "llenar las urnas de votos" y "poder celebrar una nueva victoria del Partido Socialista el próximo 1 de marzo". "Porque vamos a ganar las elecciones", arengó. CAMPAÑA ELECTORAL Por otra parte, Touriño apostó por llevar a cabo una campaña electoral "serena y no crispada, como Galicia". "De argumentos y no de insultos, de propuestas y no de descalificaciones", detalló, y auguró que ese modelo "llevará al PSdeG a ganar las elecciones". Del mismo modo, avanzó que centrará la carrera a las urnas en "recordar a los gallegos los compromisos cumplidos" por su Gobierno durante la pasada legislatura y aseguró que "la lucha contra el desempleo" será su "objetivo" para el próximo período de mandato. "Vamos a salvar el empleo", proclamó. CONTINUAR EL CAMBIO Con la intención de "no volver atrás" y continuar con el "cambio" impulsado "con determinación", solicitó a la ciudadanía "la fuerza que sólo le pueden dar los votos", porque "no se puede permitir que el cambio se frustre". "Si el PP regresase al poder, Galicia volvería al atraso de hace cuatro años", advirtió el socialista. Al hilo de esta afirmación, criticó que el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, "nunca estuvo cuando Galicia le necesitó". "No estuvo para fortalecer el autogobierno, ni para ganar peso en España, ni para luchar contra la crisis", remachó, y apostilló que el popular "sólo estuvo en lo suyo, en los asuntos de su partido". "Nosotros siempre estaremos al lado de los trabajadores y las familias", garantizó, y censuró la "política de despido libre que promulga el PP". "No daremos un paso atrás en protección social, porque ésa es la razón de ser de nuestra política a lo largo de la historia", aseguró, y reiteró que su partido "cumplirá" con todos. ESTRATEGIA "DE CALAMAR" Por su parte, el alcalde de Santiago ensalzó su pertenencia "al partido más antiguo, con más solera, tradición y experiencia de gobierno" y celebró que "el mejor líder" y el presidente "que quieren la mayoría de los gallegos" esté en su formación. Frente a esto, criticó "que otros, mucho ejemplo de unidad no dan" y censuró su "tendencia" a "imitar al calamar", es decir, "echar tinta para tapar sus propias manchas y para manchar al de enfrente". Tras erigir a Touriño en "el presidente en quien más confían para afrontar la crisis", reprobó que "otros buscan que Galicia sea un ariete contra el Gobierno de Madrid o el báculo de un líder que se cae por todas las esquinas". "Es su problema, nosotros estamos ilusionados por seguir trabajando para hacer un país mejor", concluyó el regidor socialista.