Mil toneladas de combustible alcanzarán la costa irlandesa dentro de dos semanas

  • Dublín, 17 feb (EFE).- Mil toneladas de combustible vertido el pasado sábado por dos barcos rusos frente a la costa oeste irlandesa alcanzarán las playas sudorientales de la isla dentro de un par de semanas, indicó hoy el Servicio de Guardacostas nacional.

Mil toneladas de combustible alcanzarán la costa irlandesa dentro de dos semanas

Mil toneladas de combustible alcanzarán la costa irlandesa dentro de dos semanas

Dublín, 17 feb (EFE).- Mil toneladas de combustible vertido el pasado sábado por dos barcos rusos frente a la costa oeste irlandesa alcanzarán las playas sudorientales de la isla dentro de un par de semanas, indicó hoy el Servicio de Guardacostas nacional.

Según predicen los simuladores de los servicios de emergencia, parte de la mancha de combustible, que se desplaza paralelamente a unas 30 ó 40 millas de la costa, "se evaporará o disolverá" en el mar, pero la mayoría se transformará en "bolas de chapapote", explicaron a Efe fuentes oficiales.

Mientras tanto, el Servicio de Guardacostas efectúa vuelos de reconocimiento sobre el área afectada junto a sus colegas británicos, dado que se espera que la mancha alcance también a las costas del sur del País de Gales.

El vertido se produjo el pasado sábado cuando dos navíos rusos trataban de transferir combustible de un barco a otro mientras navegaban por aguas internacionales, que, no obstante, están dentro del área de responsabilidad de la autoridades medioambientales irlandesas.

Según las citadas fuentes, en el lugar del accidente se encuentran ahora siguiendo la situación dos cargueros de reposte; un portaaviones, un destructor y un remolcador rusos; un destructor británico, un remolcador irlandés y un navío de la Marina irlandesa.

El Ministerio de Medioambiente irlandés confía en recuperar parte del combustible en alta mar, mientras que el resto será "limpiado mecánicamente" cuando alcance la costa sudoriental.

Por su parte, la oficina del agregado de la Marina rusa en Dublín confirmó hoy que ha iniciado una investigación al respecto, al tiempo que ha ofrecido muestras del combustible vertido para determinar sus características.

En declaraciones a los medios irlandeses, las autoridades rusas recalcaron hoy que el vertido no ha sido "deliberado" y negaron que la mancha constituya una "catástrofe o una amenaza para la ecología de la zona".