El Ayuntamiento controla 200 obras de terceros para evitar afecciones a la red de saneamiento

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía del Ciclo Integral del Agua y por medio de la Oficina de Vigilancia y Control de Obras de Terceros (OVCOT), realizó durante la primera quincena del mes de abril un total de 200 inspecciones sobre diversas obras ejecutadas por terceros en la vía pública de la ciudad y en sus pedanías con el fin de evitar afecciones sobre la red de saneamiento.

Estos controles, según informaron en un comunicado fuentes municipales, han permitido al consistorio ahorrarse 186.000 euros, ya que gracias a estas inspecciones se evita reparar los daños ocasionados por las obras de terceros que no están en condiciones o que son ejecutadas con deficiencia.

La concejala del Ciclo Integral del Agua, Maria Àngels Ramón-Llin, explicó que estos controles "se realizan de forma exhaustiva y programada sobre todas las obras que afecten a la Red Municipal de Saneamiento" con el fin de "asegurar que no representan ninguna agresión ni desperfecto en el sistema".

Ramón-Llin aseguró que "es de gran importancia mantener bajo control el Sistema de Saneamiento" de la ciudad "ya que ofrece un servicio a toda la ciudadanía, y como tal, se debe mantener en perfecto estado".

Entre los principales cometidos de la OVCOT se encuentran vigilar y controlar cualquier obra o actuación ejecutada en el término municipal de Valencia que afecte a la Red Municipal de Saneamiento para evitar agresiones como roturas de canalizaciones, escombros o la realización de conexiones defectuosas, precisaron las mismas fuentes.

Asimismo, apuntaron que estos controles aseguran también la adecuación de las obras, tanto de reformas como primeras instalaciones, a la Ordenanza Municipal de Saneamiento. Igualmente, garantizan el cumplimiento de las especificaciones de la Normativa para Obras de Saneamiento de la ciudad de Valencia.

Para efectuar estas labores de control, el consistorio dispone de un equipo de nueve inspectores que realizan labores tanto en la superficie como en el interior de las conducciones mediante cámaras de inspección. "En las inspecciones se comprueba que las obras no seccionen alcantarillas ni colectores, así como que tampoco inutilicen los imbornales existentes", manifestó la edil.

Por medio de estas inspecciones, se han resuelto un total de diez expedientes, de los cuales ocho han sido informados favorablemente y dos desfavorablemente, con la consiguiente denegación de la correspondiente licencia, destacaron las mismas fuentes.