El Canal recurrirá la sanción del Gobierno central por el vertido de aguas residuales al arroyo de Navarrosillos

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Canal de Isabel II anunció hoy que recurrirá la sanción impuesta por el Gobierno central por el vertido de aguas residuales en el arroyo de Navarrosillos al entender que esta multa está "injustificada" y es "arbitraria", según anunció a Europa Press un portavoz de la empresa de aguas.

El Consejo de Ministros acordó hoy imponer al Canal de Isabel II una sanción de 601.012,10 euros por el vertido de aguas residuales al citado arroyo. Además, la entidad pública madrileña deberá indemnizar por los daños producidos al dominio público hidráulico con estos vertidos, cantidad que ascenderá hasta los 1.532.830,32 euros.

Tras conocer esta decisión, el Canal señaló que la incoación del expediente se realizó en el transcurso de las obras de ampliación y mejora de la estación depuradora de Navarrosillos. "Dichas obras han sido comunicadas previamente a la Confederación Hidrográfica del Tajo y contaban con su autorización, por lo que no se entiende el motivo del expediente y la sanción", señaló el portavoz.

Las mismas fuentes precisaron que en el momento de incoación del expediente "no existía cauce con agua en el arroyo, por lo que no se pudo producir el vertido".

Además, recordaron que la Comunidad de Madrid es una de las pocas regiones que depuran la totalidad de las aguas residuales cumpliendo "estrictamente" las directivas comunitarias en relación con la calidad de las aguas depuradas. Asimismo, añadió que existen "decenas de municipios en la Cuenca del Tajo y cientos en el resto del país que vierten aguas residuales sin tratamiento alguno a los ríos".

Finalmente, el Canal instó al Gobierno central a que se preocupe por el "grave daño ambiental que están produciendo estos vertidos de aguas no depuradas en determinadas zonas del país".