La falta de agua potable y saneamiento causa 1,6 millones de muertes al año

  • Ginebra, 9 mar (EFE).- La falta de acceso al agua potable y a un saneamiento adecuado provoca 1,6 millones de muertes al año, la mayoría entre niños menores de cinco años, según un informe presentado hoy en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La falta de agua potable y saneamiento causa 1,6 millones de muertes al año

La falta de agua potable y saneamiento causa 1,6 millones de muertes al año

Ginebra, 9 mar (EFE).- La falta de acceso al agua potable y a un saneamiento adecuado provoca 1,6 millones de muertes al año, la mayoría entre niños menores de cinco años, según un informe presentado hoy en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La autora del estudio, la experta de la ONU para el Derecho al Agua y al Saneamiento, Catarina de Albuquerque, señaló que "el acceso a mejores servicios de saneamiento sigue siendo una promesa incumplida para casi el 40 por ciento de la población mundial".

Para ilustrar esto, indicó que el 23 por ciento de la población mundial defeca al aire libre, una práctica que "pone en peligro la salud de toda la comunidad porque aumenta las enfermedades diarreicas, incluido el cólera, así como las infecciones por gusanos y la hepatitis".

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recogidos en el informe, "el acceso a un mejor saneamiento disminuiría en un 32 por ciento las enfermedades diarreicas".

Además, mejoraría los niveles de asistencia a la escuela, ya que estudios internacionales estiman que las patologías vinculadas a la falta de agua apta para el consumo y de servicios de saneamiento causan la pérdida de 443 millones de días de clases al año.

Asimismo, mejorar esta situación contribuiría a eliminar las situaciones en las que se prohíbe a las niñas ir a la escuela por falta de servicios higiénicos reservados para mujeres.

A todo esto se suma que resolver este problema tendría un impacto económico positivo en regiones muy pobres del mundo.

Ello es así debido a que, por ejemplo, "el coste del tratamiento de las enfermedades diarreicas representa el 12 por ciento de los presupuestos nacionales en materia sanitaria en África subsahariana", precisó De Albuquerque.

"En total, los posibles beneficios económicos de invertir en agua y saneamiento podrían ascender hasta 38.000 millones de dólares al año" a nivel mundial, subrayó la experta.

Numerosas organizaciones internacionales, no gubernamentales y gobiernos reclaman desde hace años que se reconozca como un derecho humano exigible el acceso al agua potable y al saneamiento básico.