La Junta afirma que aprovechará la poda de 4.000 olivos de la A-316 para su conversión en energía renovable

JAÉN, 30 (EUROPA PRESS) La Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía aprovechará el ramón de unos 4.000 olivos proveniente de la poda de los ejemplares retirados como consecuencia de las obras de la Autovía del Olivar, en la A-316, en el tramo Baeza-Puente del Obispo, para su transformación en energía renovable. La medida prevé el traslado de las ramas sobrantes a la planta de biomasa de Valoriza Energía, empresa del grupo Sacyr Vallehermoso, ubicada en Puente Genil (Córdoba), un centro de tecnología avanzada para el aprovechamiento integral y valorización energética de los productos del olivar, según precisó la Junta en un comunicado. Estos 4.000 olivos suponen alrededor de 2.000 toneladas de biomasa que equivalen unas 1.400 toneladas de carbón que emiten a la atmósfera 2,6 millones de metros cúbicos de CO2. El delegado provincial de Obras Públicas y Transportes, Rafael Valdivielso, subrayó "el interés creciente de la Junta de Andalucía por corregir los efectos de las infraestructuras en el medio ambiente con la incorporación de nuevos criterios en la planificación, ejecución y gestión de las mismas". Medidas que, según detalló Valdivielso, están recogidas en el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte Público en Andalucía (Pista), 2007-2013, una herramienta de trabajo que tiene entre sus objetivos "aumentar la eficiencia económica y energética del transporte, teniendo siempre presente el respeto al medio ambiente". Según concretó el delegado provincial, la Consejería de Obras Públicas y Transportes impulsa el reciclado de materiales y el aprovechamiento de residuos en distintos proyectos. En este sentido, hizo referencia al aprovechamiento del polvo de caucho procedente de los neumáticos fuera de uso para el pavimento de carreteras, empleado ya en vías como la A-311 o la A-316. El delegado precisó que cada una de estas actuaciones "refleja el compromiso del Gobierno andaluz por dar respuesta a las necesidades de movilidad de las personas y las mercancías, diseñando y desarrollando un eficaz sistema de transportes, que contribuya a la reducción de emisiones contaminantes y a la mayor utilización de energías renovables". "Todo ello con el objetivo último de mejorar las condiciones de vida de la población andaluza y la competitividad de nuestra economía", concluyó.