Mueren seis mexicanos asfixiados dentro de un sistema de bombeo de aguas residuales

  • México, 21 mar (EFE).- Seis campesinos mexicanos murieron hoy asfixiados debido a las emanaciones de gas registradas en un sistema de bombeo de aguas residuales para uso agrícola que trataban de limpiar en el estado de Hidalgo, centro de México, informaron fuentes oficiales.

Mueren seis mexicanos asfixiados dentro de un sistema de bombeo de aguas residuales

Mueren seis mexicanos asfixiados dentro de un sistema de bombeo de aguas residuales

México, 21 mar (EFE).- Seis campesinos mexicanos murieron hoy asfixiados debido a las emanaciones de gas registradas en un sistema de bombeo de aguas residuales para uso agrícola que trataban de limpiar en el estado de Hidalgo, centro de México, informaron fuentes oficiales.

El director de Protección Civil del estado, Miguel García Conde, dijo a Efe que hasta el momento el saldo del siniestro es de seis personas muertas y tres más intoxicadas que fueron trasladadas vía aérea a diversos hospitales de la zona.

Por el momento se desconoce el pronóstico de los heridos y no se descarta que, además de los seis fallecidos y los tres intoxicados, haya tres personas más en el sistema subterráneo, a quienes se busca todavía.

Aunque las autoridades no han informado aún de la identidad de las víctimas mortales, medios locales señalan que se trata de José Portilla Velásquez, Abraham Cruz Ramírez, Juan Godínez Molina, Romualdo González Jiménez, Martín Roa Corona y Nicolás Cruz.

"Son ejidatarios que tienen el permiso o la concesión del uso de aguas negras para riego en la comunidad de El Refugio, en el municipio de Atotonilco de Tula", explicó el funcionario estatal.

Esta mañana las autoridades del estado recibieron la alerta de que había ocurrido un accidente en el sistema de bombeo de aguas negras, al que se desplazó personal de Protección Civil del estado, así como los bomberos, para tratar de ayudar a los trabajadores.

Según los primeros datos, cuatro de ellos que bajaron a limpiar el sistema hídrico entraron al mismo "sin el equipo de protección respiratoria adecuado", lo que pudo desencadenar la tragedia, explicó García Conde.

Al verse en apuros pidieron auxilio, lo que hizo que varios compañeros más les siguieran, sufrieran también las emanaciones de gases tóxicos producto de la descomposición de materia orgánica que se acumula en el pozo y "de rescatadores pasaron a (ser) víctimas", agregó el funcionario.

Al parecer dos veces al año, por un convenio que tienen con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), los campesinos de la comunidad de El Refugio entran a limpiar el sistema, del que extraen aguas residuales para usos agrícolas en la zona.

La población de Atotonilco de Tula y otras aledañas del estado de Hidalgo, ubicado en el centro de México, al norte de la capital, recibe la descarga de aguas negras del sistema de drenaje profundo del área metropolitana de Ciudad de México, donde viven casi 20 millones de personas.