Múgica advierte de que la mala planificación aeroportuaria provoca que la población sufra contaminación acústica y ambiental

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) La mala planificación urbanística y aeroportuaria provoca que los ciudadanos sufran de contaminación acústica y ambiental, según señala el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica Herzog, en un escrito enviado a la Asociación Nacional de Afectados por el Impacto del Tráfico Aéreo. Así, se muestra contrario a "las injusticias derivadas de una planificación, urbanística y aeroportuaria, deficiente y alejada de una visión completa de las cuestiones atinentes a la implantación, mejora, conservación, reforma y explotación ordinaria y extraordinario de los aeropuertos". Además, reconoce que el problema "es de tal magnitud que no es ilógico pensar, en ocasiones, que deviene prácticamente en insoluble sin que se realicen importantes y costosas acciones de reparación de daños y perjuicios". Asimismo, confía en que "la instauración de un canal de comunicación más estable contribuya a simplificar y, simultáneamente, fortalecer los esfuerzos en procurar el bienestar de quienes padecen las consecuencias de la actividad aeroportuaria". En cuanto a la asociación, para Múgica su creación es un síntoma de la "magnitud del problema", y, ante esta situación, considera que es un "canal privilegiado de exposición y solicitud de medidas correctoras de los impactos". Por otra parte, desde la asociación se advierte de que "el modelo actual de gestión aeroportuaria no se ajusta a los requisitos de transparencia que rigen en Europa, a la hora de planificar y decidir las rutas áreas y su impacto ambiental, primando, en ciertos casos, intereses urbanísticos antes que los de la población afectada".