El reciclado de medicamentos a través de los puntos Sigre aumentó en Extremadura casi un 12 por ciento en 2008

MÉRIDA, 11 (EUROPA PRESS)

El reciclado de medicamentos a través de los puntos Sigre instalados en las farmacias de Extremadura aumentó un 11,95 por ciento en el año 2008, lo que situó a la región como la tercera donde más creció esta práctica en ese periodo.

Estos datos fueron presentados hoy en rueda de prensa por la directora general de Evaluación y Calidad Ambiental de la Junta de Extremadura, María Pérez Fernández; los presidentes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Badajoz y Cáceres, Cecilio Venegas y Pedro Claros, respectivamente, y el director general de Sigre, Juan Carlos Mampaso.

En su intervención, María Pérez explicó hoy que la labor que realiza Sigre mediante la recogida de medicamentos y posterior tratamiento de los mismos contribuye a evitar la contaminación ambiental que estos residuos pueden producir y a luchar contra el cambio climático, mejorando la calidad de vida de todos.

Estos puntos de recogida de medicamentos se instalaron en las farmacias de Extremadura en diciembre de 2001, y desde entonces la participación ciudadana ha sido "creciente", por lo que actualmente el 61,4 por ciento de los hogares extremeños utiliza este servicio para reciclar los restos de medicamentos.

Durante el año 2008 se recogió una media mensual de 4,59 kilos de medicamentos por cada 1.000 habitantes en los 665 puntos Sigre existentes en las farmacias extremeñas, informó la Junta en nota de prensa.

A los beneficios medioambientales derivados de esta mayor concienciación y participación ciudadana se suma el beneficio sanitario derivado de retirar de los hogares los medicamentos caducados, en mal estado de conservación o que ya no se recuerda para qué fueron prescritos. Así, el 73 por ciento de la población considera que automedicarse con los restos de medicamentos sobrantes puede entrañar algún riesgo para la salud.

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz, Cecilio Venegas, explicó que Extremadura fue la primera comunidad autónoma donde el programa Sigre se implantó por completo y añadió que están adheridas al mismo todas las farmacias de la región.

A su vez, el director general de Sigre, Juan Carlos Mampaso, destacó que se reciclan los envases de los medicamentos, se separan los peligrosos y se eliminan y el resto se utiliza como combustible.

HÁBITO CADA VEZ MÁS EXTENDIDO

Asimismo, el 61,4 por ciento de los hogares extremeños utiliza el punto Sigre de la farmacia para reciclar los restos de medicamentos, según se desprende de la Encuesta de Hogares y Medio Ambiente 2008 realizada por el Instituto Nacional de Estadística.

La encuesta, según informó Sigre en nota de prensa, indica que los restos de medicamentos lideran el grupo de los residuos generados en el hogar que más se reciclan, seguido de las pilas, el plástico, el vidrio y el papel y el cartón.

Este hábito está cada vez más extendido en la sociedad española y ha permitido que, durante el pasado año, el reciclado de medicamentos en Extremadura haya aumentado un 11,95 por ciento, crecimiento muy superior al experimentado a nivel nacional, que ha sido del 9,3 por ciento, lo que la convierte en la tercera comunidad autónoma que más ha crecido en este periodo.

Este aumento de la participación ciudadana, que se mantiene por sexto año consecutivo, ha permitido recoger a lo largo del pasado ejercicio, en los 665 Puntos Sigre existentes en las farmacias de Extremadura, una media mensual de 4.59 kilos por cada 1.000 habitantes, frente a los 4,10 kilos de media recogidos el año anterior.

Este dato se recoge en el estudio de opinión realizado por SIGRE Medicamento y Medio Ambiente a nivel nacional para conocer los hábitos sanitarios y medioambientales de los españoles sobre el uso del medicamento.

En el estudio se destaca que ocho de cada 10 ciudadanos opina que desprenderse inadecuadamente de los restos de medicamentos puede resultar perjudicial para el medio ambiente. Esto confirma que a pesar de que no se considera que los medicamentos sean los residuos domésticos que pueden resultar más perjudiciales para el medio ambiente, el ciudadano tiene un alto grado de concienciación sobre la necesidad de desprenderse de ellos correctamente.

De esta forma, el ciudadano opina que otros residuos que se generan en los domicilios particulares requieren de una mayor atención, por ser potencialmente más perjudiciales para el medio ambiente, como por ejemplo, las pilas, los aparatos electrónicos o los fluorescentes.

SIGRE EN EXTREMADURA

Los puntos SIGRE para el reciclado de los medicamentos y sus envases se implantaron en las farmacias de Extremadura en diciembre de 2001 y, desde entonces, la participación ciudadana ha sido creciente.

Por provincias, Badajoz dispone de 374 puntos Sigre y Cáceres de 291. A lo largo de 2008, en los puntos Sigre de la provincia de Badajoz se recogió una media mensual de 4,79 kilos por cada 1.000 habitantes, lo que supuso un incremento del 9,61 por ciento respecto al año anterior, mientras que en los puntos Sigre de la provincia de Cáceres se recogió una media de 4,27 kilos por cada 1.000 habitantes, con un crecimiento del 17,31 por ciento.

RECICLADO CORRECTO

Según el estudio realizado por Sigre, hay dos momentos clave en los que el ciudadano lleva los restos de medicamentos y sus envases al punto Sigre de la farmacia, en concreto, al finalizar un tratamiento y al revisar el botiquín doméstico.

Finalmente, el ciudadano, además de llevar los restos de medicamentos al punto Sigre de la farmacia, también debe llevar los envases, cajas, blisteres, frascos y tubos que hayan contenido medicamentos, aunque estén vacíos, porque pueden contener trazas o restos de éstos y hay que darles un correcto tratamiento medioambiental.