ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La nueva edición del Plan GIRA permitirá crear más de 7.000 empleos en toda la comunidad autónoma hasta 2015

ZARAGOZA, 27 (EUROPA PRESS)

La nueva edición del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA) permitirá crear más de 7.000 puestos de trabajo en toda la comunidad autónoma durante su periodo de vigencia, desde 2009 hasta 2015.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, dijo que se generarán más de 1.000 empleos anuales. A esto añadió que, con la transformación de la economía global, se está produciendo un "desacoplamiento" entre el desarrollo económico y la producción de residuos y comentó que cada euro que se invierta en la aplicación del Plan GIRA permitirá producir 1,83 euros.

La mayor parte del impacto de esta actividad económica se producirá en el territorio, indicó. Alfredo Boné señaló que el Plan GIRA dará "fortaleza" a la economía aragonesa en un contexto de crisis.

La nueva edición del Plan GIRA fue negociada, previamente, con patronal y sindicatos, quienes celebraron la capacidad de diálogo del Departamento de Medio Ambiente. La secretaria general de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Rosa Santos, quien recordó que la mayoría de las empresas radicadas en la Comunidad Autónoma son de pequeño tamaño y no pueden contratar a una persona sólo para atender las exigencias legales en materia ambiental.

Precisamente por este motivo, Rosa Santos demandó que se simplifique la normativa legal en materia de tratamiento de residuos y que se reduzcan los costes de estos trabajos.

El secretario general de CEPYME-Aragón, Aurelio López de Hita, dijo que los residuos van aparejados al progreso de la sociedad y recordó que, cuando el sector industrial era escaso en Aragón, también era pequeña la cantidad de residuos que se producían.

López de Hita expresó que las acciones de tratamiento de residuos están vinculadas a las políticas empresariales de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

El secretario de Formación y Participación Institucional de Comisiones Obreras (CC.OO.) de Aragón, Manuel Martínez, destacó que el Plan GIRA (2009-2015) "ha nacido con un notable grado de acuerdo" y avisó de que la sociedad actual padece de una "enfermedad", según la cual se producen más residuos que bienes o productos.

El secretario de Política Institucional y Diálogo Social de UGT-Aragón, Agustín Redondo, apostó por mantener el consenso y la búsqueda del acuerdo y señaló que las medidas acordadas en el GIRA permiten "minimizar" los efectos de la producción de residuos.

El nuevo Plan GIRA fue presentado por la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla. El Plan, que actualiza el vigente de 2005 a 2008, establece la planificación de la gestión de todos los residuos de la comunidad autónoma hasta el año 2015, contemplando la situación actual de los residuos y las instalaciones necesarias para su tratamiento, así como los programas transversales que establecen los objetivos generales sobre prevención, valorización y control.

Este Plan no es sólo un plan de instalaciones, que ya se han impulsado con el GIRA vigente hasta ahora, sino que contempla además un amplio abanico de medidas de prevención, inspección, concienciación, formación e impulso tecnológico.

PLANIFICACIÓN INTEGRAL

El consejero incidió en el gran salto en materia medioambiental que se ha dado en Aragón con la planificación integral de la gestión de todos los residuos que supone el GIRA, así como su gran repercusión en la generación de empleo.

El Plan se enmarca en los principios del Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA) suscrito por el Gobierno de Aragón y los agentes sociales, cuyo objetivo es consolidar el buen comportamiento experimentado por la economía aragonesa durante los últimos años y el establecimiento de unas bases que sirvan de punto de partida y, en definitiva, contribuyan a incrementar el potencial de riqueza de la comunidad autónoma.

Se trata, además, de un documento que agrupa diversos programas y actuaciones dotados de un carácter abierto con el fin de permitir su adaptación a la cambiante situación económica en la que también está inmersa la comunidad autónoma.

El Consejo de Gobierno aprobó el pasado 14 de marzo el Plan, que será remitido a la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes de Aragón y entrará en vigor con su publicación en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). Con esta aprobación se declaran de utilidad pública las instalaciones derivadas de dicho Plan.

El nuevo Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón consolida el modelo de gestión agrupada en materia de residuos urbanos a través de los consorcios, así como el modelo de concesión de obra pública para los servicios declarados de titularidad autonómica.

Entre las novedades del documento se recoge desarrollar una gestión avanzada en materia de residuos tras haber puesto en marcha las infraestructuras básicas de gestión, trabajando por ejemplo en la creación de puntos limpios en todas las comarcas aragonesas, o la creación de un programa horizontal específico de prevención.

Además, se imponen limitaciones a la entrada y salida de determinados tipos de residuos de la Comunidad Autónoma, y se establece la no incineración como método de eliminación de residuos.

En el documento se recoge también un programa específico de materia orgánica que integra distintos flujos de residuos: ganaderos, urbanos, lodos de depuradora y otros, con lo que se pretende un mayor aprovechamiento material y energético de recursos.

El Plan GIRA contempla dos tipos de programas, los transversales y los sectoriales. Los programas transversales establecen objetivos generales sobre prevención, valorización y control, y se aplican a todos los residuos incluidos en el plan.

Entre ellos destacan el desarrollo de políticas activas de prevención, el fomento del uso de las mejores técnicas disponibles, el fomento de tecnologías limpias y la gestión avanzada de los residuos o el fomento de la reducción del uso de sustancias peligrosas, entre otras.

Por otro lado, en cada uno de los programas sectoriales se describe la situación actual en la Comunidad en lo que respecta a la generación de residuos, sus formas de gestión y prevención y se establecen los objetivos de reducción, reciclado, valorización y eliminación y las infraestructuras públicas necesarias para la gestión de los residuos, generalmente ya existentes o consideradas en el Plan GIRA 2005-2008.

Además, el Plan dedica apartados específicos para adecuar la gestión de residuos a otras planificaciones y estrategias como la lucha contra el cambio climático, la de desarrollo sostenible, movilidad sostenible o política de productos integrados.

El Plan se aprueba tras un proceso de evaluación ambiental estratégica cuyo fin es la integración de los aspectos ambientales en todas las fases de elaboración del Plan de acuerdo con la Ley de Protección Ambiental de Aragón y que incluye los pertinentes pasos administrativos de elaboración, análisis, consultas previas e información pública en el BOA.

Además, aunque no lo exige la legislación, se han realizado un conjunto de talleres y sesiones participativas, de modo que se ha contado con la máxima participación de los agentes sociales implicados.