Oviedo bonifica a las comunidades de vecinos que reciclan sus basuras

  • Oviedo, 24 may (EFE).- Oviedo es la primera ciudad de España que ha decidido bonificar a las comunidades de vecinos que reciclan sus basuras como medida para "preservar el medio ambiente y reducir energía", según ha asegurado, en declaraciones a Efe, la concejala de Medio Ambiente, Isabel Pérez Espinosa.

Oviedo bonifica a las comunidades de vecinos que reciclan sus basuras

Oviedo bonifica a las comunidades de vecinos que reciclan sus basuras

Oviedo, 24 may (EFE).- Oviedo es la primera ciudad de España que ha decidido bonificar a las comunidades de vecinos que reciclan sus basuras como medida para "preservar el medio ambiente y reducir energía", según ha asegurado, en declaraciones a Efe, la concejala de Medio Ambiente, Isabel Pérez Espinosa.

La capital del Principado de Asturias, pionera en la recogida selectiva de basuras, portal por portal, desde hace algunos años, comenzó a aplicar en este ejercicio una reducción impositiva del 4,9 por ciento a aquellas comunidades de vecinos que reciclan "correctamente".

Cada noche, las calles ovetenses se llenan de cubos de distintos colores correspondientes al reciclaje de vidrio (verde), cartón y papel (azul), plásticos (amarillo) y residuos orgánicos (negro), en los que los ciudadanos depositan sus basuras.

Además de recoger los residuos, tarea que realiza el servicio municipal del Ayuntamiento, en Oviedo también se inspecciona por las noches "cada una de las bolsas que tiran los vecinos para ver que el reciclaje se realiza de modo correcto", según afirma la edil.

Esta labor se lleva a cabo por distintas zonas de la ciudad por inspectores municipales que, cubo a cubo, comprueban que la basura generada se encuentra en el depósito correspondiente.

Éste es el trabajo de Juan Carlos Fernández, quien desde las nueve de la noche hasta las tres de la madrugada recorre "unos trescientos portales", como señala, para dejar constancia en su agenda digital sobre cuáles son las comunidades de vecinos a las que se les "premiará" en sus impuestos.

"En comprobar los cubos se tardan unos minutos, se mira si están llenos o a la mitad, y en el caso de que las bolsas estén en el contenedor correspondiente, se da como válido".

En los casos en los que se advierte que hay plásticos o cartón donde no corresponde, se toma una fotografía para dejar constancia del "mal uso de los cubos", como sostiene el inspector.

Desde el año 2002, Oviedo ha reducido 2.000 toneladas de basura sin reciclar gracias a este tipo de recogida, una cantidad "importante" para Pérez-Espinosa, si se tiene en cuenta que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de la ciudad ha aumentado en 18.000 habitantes desde 2002 hasta ahora.

"Intentamos que los vecinos sean educadores medioambientales en sus portales e incentiven a los demás a que se incorporen a la tarea del reciclaje", comenta Pérez-Espinosa.

La edil comenta que los vecinos son cada vez "más cuidadosos con la naturaleza", y asegura que el cincuenta por ciento de los ovetenses reciclan, una labor que "permite ahorrar energía y que revierte en una mejora de nuestras sociedades".