Economía/Empresas.- Greenpeace denuncia las "tácticas de guerra fría" de EDF contra una "organización pacífica"

MADRID, 1 (EUROPA PRESS) La organización ecologista Greenpeace denunció hoy las "tácticas de guerra fría" utilizadas por la empresa eléctrica estatal gala, Electricité de France (EDF), contra "una organización ecologista y pacifista" y anunció que podría emprender acciones legales contra la compañía despues de que tres de sus empleados, entre ellos dos altos responsables, hayan sido inculpados por espiar a Greenpeace. "Esta red de espionaje es otra nueva demostración de la incapacidad de la industria nuclear de participar en un debate democrático y abierto", afirmó Greenpeace. "Lo mejor que sabe hacer es aplicar tácticas de la guerra fría contra Greenpeace, una organización ecologista y pacifista", añadió. "El espionaje de EDF es un síntoma del secretismo inherente a la industria nuclear. Repetidamente se demuestra que la industria nuclear no casa bien con la democracia", declaró la responsable de energía nuclear de Greenpeace International, Rianne Teule. Los hechos fueron descubiertos durante una investigación policial relacionada con una red de ciberespionaje, según informó la organización en un comunicado. Una de las víctimas de esa red es Frederik-Karel Canoy, colaborador de Greenpeace. Este hallazgo llevo a la investigación a descubrir niveles de espionaje mayores a Greenpeace. Pierre Francois, segundo máximo responsable de seguridad de EDF y antiguo investigador de la Policía, habría contratado a una compañía de inteligencia informática denominada Kargus Consultants para vigilar las actividades de Yannick Jadot, anterior director de Programas de Greenpeace Francia. Junto a Pierre Francois, también han sido inculpados Thierry Lorho, director de Kargus y antiguo miembro de los servicios secretos franceses, y Alain Quiros, el 'hacker' encargado de conseguir la información de Greenpeace. Tanto Pierre Francois como Thierry Lorho han negado todas las actividades. Sin embargo, Alain Quiros ha declarado ante el juez que se le pidió que obtuviera información de Greenpeace. De acuerdo a la información recogida por el periódico 'Mediapart', citado por Greenpeace, Pierre François fue responsable de desarrollar las actividades de inteligencia de EDF para prevenir posibles ataques terroristas y también para desestabilizar las campañas del movimiento antinuclear, incluyendo a Greenpeace. La "célula" liderada por Pierre François, se lee en el comunicado, se habría infiltrado en los grupos antinucleares, a veces con el beneplácito de los servicios especiales franceses, de los que provienen la mayoría de sus integrantes. Según Greenpeace, EDF --la compañía eléctrica que opera todos los reactores nucleares franceses-- está haciendo, con el apoyo del presidente Nicolas Sarkozy, una agresiva campaña de marketing mundial para vender sus reactores. "Sin embargo, una expansión de la industria nuclear significará una disminución de la transparencia en el debate energético", advirtió la organización.