Andalucía incrementa su potencia fotovoltaica un 774% en 2008, hasta los 472 mW, según un estudio de la CNE

MADRID/SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

La comunidad andaluza generó en noviembre de 2008 un total de 472 megavatios (mW) procedentes de energía fotovoltaica, lo que supone un incremento de potencia del 774 por ciento respecto a 2007, según concluye un estudio de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

En este sentido, el estudio indica que Andalucía ha registrado un incremento "aún mayor" en el último ejercicio. Si en 2007 contaba con una potencia instalada de 54 megavatios, en noviembre de 2008 sus instalaciones generaron 472 megavatios. Según la comisión, "esto significa que la energía solar fotovoltaica andaluza ha logrado un crecimiento de un 774 por ciento en el último año, remontando tres posiciones hasta alcanzar el segundo puesto", tras Castilla La Mancha.

De este modo, Castilla La Mancha, Extremadura y Andalucía son las tres regiones de España "con más potencia fotovoltaica conectada a la Red", mientras que Cantabria, Asturias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla "están al final de la lista", según la CNE, que indica que, en enero de 2009, el nivel ascendía a 3.207 megavatios; lo que supone un 318,1 por ciento más que el año anterior y un incremento del 1.843,6 por ciento, si se comparan los datos registrados de hace dos ejercicios.

En este sentido, el primer puesto en el 'ránking' lo acapara Castilla-La Mancha, que se convierte en la comunidad autónoma "con mayor potencia de toda España". Así, sus instalaciones fotovoltaicas generaron 800 megavatios, aumentando "considerablemente" del 492,5 por ciento, respecto a los 135 megavatios instalados en esta región a finales de 2007.

Asimismo, Extremadura registra una potencia instalada de 398 megavatios. Esta comunidad ha ascendido tres posiciones en el escalafón gracias a un crecimiento del 680,3 por ciento desde que superó los 51 megavatios que tenía en 2007. Para el presidente de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), Javier Anta, "esto demuestra que en una situación de crisis generalizada, la energía solar es un valor refugio, seguro y al alza una de las principales fuentes de energía renovables".

ASTURIAS, CEUTA Y MELILLA, A LA COLA

A la cola de la clasificación se sitúan Asturias, Ceuta y Melilla, que "todavía no han implantado ningún proyecto en sus territorios". El resto de comunidades presentan diversos ritmos de crecimiento. Así, mientras que Canarias tiene una potencia de 90 megavatios y un aumento del 500 por ciento, Madrid registra el 92 por ciento y Galicia el 300 por ciento.

Por otra parte, del estudio se desprende que, por número de instalaciones operativas en el mercado español, la industria fotovoltaica "también ha registrado aumentos importantes". En esta línea, si en enero de 2007 había 10.449 instalaciones solares, un año después, la cifra ascendía a 21.061 y, en enero de 2009, el número de emplazamientos fotovoltaicos llegaba los 48.500, con 48.579 operativos.

"España ha superado todas las expectativas, convirtiéndose en el primer mercado fotovoltaico del mundo", afirmó Anta. A su entender, el cambio en la regulación del pasado septiembre, orientada hacia la edificación "ha sido la clave en el cambio de situación, que abre nuevas e importantes oportunidades de negocio".