Caen las emisiones en España, aún lejos del objetivo de Kioto

MADRID (Reuters) - Las emisiones españolas de gases de efecto invernadero bajaron un 6,5 por ciento en 2008, aunque todavía están un 42,7 por ciento por encima del objetivo fijado por el Protocolo de Kioto, dijo el jueves el sindicato Comisiones Obreras.

En 2008, España emitió el equivalente a 413,5 millones de toneladas de dióxido de carbono, dijeron miembros de la sección sindical que monitoriza las políticas de cambio climático, frente a los 289,8 millones de 1990, el año de referencia de Kioto.

Comisiones Obreras forma parte junto con el Gobierno y empresarios de un panel que revisa las emisiones y facilita un informe detallado de las mismas cada año.

El Ministerio de Medio Ambiente ha dicho por separado que los gases de efecto invernadero producidos por las industrias y cubiertos por el sistema europeo de asignación de emisiones bajaron en un 12,4 por ciento en 2008.

El Protocolo de Kioto obliga a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero de las naciones desarrolladas en al menos un 5 por ciento en 2008-12 frente a los niveles de 1990.

A España se le permitió expandir sus emisiones en un 15 por ciento por encima de los niveles de 1990 porque entonces no estaba totalmente industrializada.

El Gobierno español ha dicho que planea compensar otros dos puntos porcentuales del exceso invirtiendo en técnicas de captura de carbono y otros 20 puntos por los derechos de emisión de países menos industrializados.

Esto significa que España pretende cumplir con Kioto manteniendo sus emisiones un 37 por ciento por encima de los niveles de 1990.

Comisiones Obreras subrayó que las emisiones todavía están al menos seis puntos por encima de este objetivo y que deberían ser mucho más bajas a finales de 2012.

El portavoz de la sección medioambiental de Comisiones, Llorenc Serrano, dijo que era probable que las emisiones bajaran de nuevo en 2009 debido a la recesión española y al aumento de la contribución de las generación renovable al mix energético.

Las energías renovables fueron responsables de un 30 por ciento de la electricidad española en abril, por encima del 20,5 por ciento del conjunto de 2008.

"El reto será mantener las emisiones bajas cuando la economía comience a revivir", dijo Serrano en una rueda de prensa.

El Ministerio de Industria estima que el consumo energético per cápita en el país es un 20 por ciento superior a la media europea y ha lanzado varias campañas para concienciar sobre el ahorro energético.