CLM y Brasil, dispuestas a abanderar el reto de las energías limpias

  • Toledo, 3 abr (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobao, se han mostrado hoy dispuestos a abanderar el reto de las energías limpias que aseguren no sólo el desarrollo actual, sino de las generaciones futuras.

El ministro brasileño visita el Centro de Operaciones de Energías de Iberdrola en Toledo

El ministro brasileño visita el Centro de Operaciones de Energías de Iberdrola en Toledo

Castilla- La Mancha y Brasil destacan la importancia de las energías limpias para el desarrollo futuro

Castilla- La Mancha y Brasil destacan la importancia de las energías limpias para el desarrollo futuro

Toledo, 3 abr (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobao, se han mostrado hoy dispuestos a abanderar el reto de las energías limpias que aseguren no sólo el desarrollo actual, sino de las generaciones futuras.

Una delegación brasileña, encabezada por el ministro de Minas y Energía, se encuentra hoy en Toledo para conocer la implantación de las energías renovables en Castilla-La Mancha, y han comenzado su jornada de trabajo con una reunión a la que ha asistido el presidente regional.

Ambos han manifestado su interés en profundizar en la búsqueda de fuentes de energía limpias, algo en lo que "no podemos fracasar", ha dicho Lobao, quien se ha mostrado dispuesto a "llevar esta bandera", y ha asegurado que Barreda "es un luchador en esta causa y juntos triunfaremos".

No sólo se trata de asegurar el desarrollo actual sino el de las generaciones venideras, "que nos reclamarán lo que no hagamos por su futuro", ha señalado Lobao, y Barreda ha abundado que esta es la forma de asegurar un porvenir mejor, porque cuando los efectos del cambio climático son innegables, el futuro va a depender mucho de "lo que sepamos hacer" en el ámbito de las energías renovables.

En su intervención, Barreda ha dicho que, hoy en día, la búsqueda de El Dorado es la de las energías renovables, debido a la gran dependencia del petróleo y sus derivados y los combustibles fósiles, que "tienen fecha de caducidad" y, además, conllevan problemas de contaminación.

En el siglo XXI, el reto de la humanidad es encontrar fuentes de energía capaces de satisfacer las necesidades de crecimiento y desarrollo sostenible y que no se incrementen las diferencias entre unas regiones y otras.

Al igual que se hizo en la época de Cervantes, cuando una sequía provocó que en La Mancha se secaran ríos y arroyos y con ello no pudieran funcionar los molinos de agua y la alternativa fue importar los molinos de viento que se usaban en los Países Bajos, hoy día hay que encontrar alternativas a los combustibles fósiles, ha explicado Barreda.

Ahora hay que aprovechar el sol y el viento para producir, almacenar y distribuir energía capaz de satisfacer ordenadamente las necesidades de la sociedad sin que ésta tenga que renunciar a los niveles de bienestar, y Castilla-La Mancha, ha dicho Barreda, "se ha tomado en serio este reto".

Con más de 5.000 megavatios de potencia instalada, es una región líder en energías renovables y el 70 por ciento de la energía que consume la comunidad autónoma procede de fuentes limpias, ha resaltado el presidente regional, para quien, "si hacemos un esfuerzo" en la obtención y explotación de este tipo de energía, se estará haciendo una gran aportación a la humanidad.

El ministro brasileño de Minas y Energía también ha subrayado que su país se ha adelantado en el uso de las energías renovables y es potente en este ámbito, y aunque muchos no creían en ello, otros se han rendido a una realidad tangible y el mundo camina hacia una solución así.

"En esta lucha no nos podemos dormir ni podemos ceder frente a las dificultades", ha asegurado Lobao, para quien, dado que las energías renovables no son asequibles para cualquier bolsillo, hay que seguir buscando alternativas y "no podemos fracasar".

La delegación brasileña ha visitado el Centro de Operación de Energías Renovables (CORE) de Iberdrola, situado en Toledo, desde el que la compañía controla todas sus instalaciones de energía renovable en el mundo.