Economía/Energía.- Industria transfiere 280 millones a las comunidades autónomas para planes de ahorro energético

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Industria ha asignado a las comunidades autónomas a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) un total de 280,8 millones de euros para aplicar medidas y acciones prioritarias contempladas en el Plan de Acción 2008-2012 de Ahorro y Eficiencia Energética y en el Plan de Energías Renovables (PER) 2005-2010, anunció en un comunicado. En concreto, este año se han identificado diez medidas prioritarias en materia de ahorro de energía y ocho relacionadas con el uso de fuentes renovables, de las cuales cuatro son de carácter prioritario y otras cuatro complementarias, entre las que destaca la geotermia para usos de climatización. De los 280,8 millones que se transferirán, 28,2 millones corresponden al PER y 252 millones a iniciativas relacionadas con el ahorro, a las que contribuirán además las comunidades autónomas con 72,3 millones. Al margen de estas partidas, las fuentes renovables reciben subvenciones a través de primas a la producción eléctrica, y la actividad de los biocarburantes se beneficia de incentivos fiscales. Los recursos públicos se transferirán a las comunidades autónomas mediante la firma de convenios de colaboración con el IDAE, que en el caso de las renovables tienen carácter anual y en el del Plan de Ahorro de Energía es único. CRITERIOS DE REPARTO. Para asignar los 252 millones de 2009 destinados al ahorro, se han seguido criterios de reparto territorial en los que se valora la actividad sectorial, los potenciales de las diferentes áreas y el esfuerzo necesario para cumplir los objetivos marcados. Para este año, los objetivos de ahorro de energía final y de reducción de emisiones son de 9,2 millones toneladas equivalentes de petróleo (tep) y de 31,6 millones de toneladas de CO2, respectivamente, y se espera que el sector del transporte cubra más del 50% de estos objetivos. PLAN RENOVE DE ELECTRODOMÉSTICOS. En los últimos años, cerca de una tercera parte de los fondos destinados al ahorro se dirigió al Programa Renove de electrodomésticos, cuyo objetivo es reducir el consumo de electricidad en los hogares mediante la sustitución de frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas y hornos por equipos con etiquetado energético de clase A o superior. Entre 2006 y 2008 se han sustituido mediante el Renove 1,8 millones de electrodomésticos, de los que el 48% corresponde a lavadoras, el 38% a frigoríficos, el 11% a lavavajillas y el 3% a restante congeladores.