El PSC reclama inversiones en La Ribera d'Ebre con el importe de la sanción de Ascó I

  • Barcelona, 11 may (EFE).- El diputado del PSC en el Congreso y portavoz del grupo socialista en la ponencia de Seguridad Nuclear del Congreso Francesc Vallès ha reclamado que el importe de la sanción impuesta a Ascó I por el Ministerio de Industria se destine a "sufragar nuevas inversiones en la comarca de la Ribera d'Ebre".

Barcelona, 11 may (EFE).- El diputado del PSC en el Congreso y portavoz del grupo socialista en la ponencia de Seguridad Nuclear del Congreso Francesc Vallès ha reclamado que el importe de la sanción impuesta a Ascó I por el Ministerio de Industria se destine a "sufragar nuevas inversiones en la comarca de la Ribera d'Ebre".

Según el diputado socialista, que ha expresado su "gran satisfacción" la sanción anunciada por Industria, afirma en un comunicado que "el Gobierno ha actuado con contundencia y no le temblado el pulso a la hora de imponer la máxima sanción de la historia de la centrales en España".

Tras subrayar "la ocultación de información que se produjo", Vallès recuerda que "desde el grupo parlamentario socialista de las comarcas de Tarragona pedimos en su momento la dimisión del jefe de esta central nuclear y la imposición de la máxima sanción para penalizar unos hechos que podrían haber comportado un riesgo para las personas y el medio ambiente de nuestras comarcas".

"Nos reiteramos en nuestro compromiso de exigir a las centrales nucleares toda la inversión necesaria para garantizar los máximos parámetros de seguridad en la gestión de estas centrales", añade el diputado, que asegura que "el grupo socialista velará para que una parte de este dinero de la sanción pueda destinarse a nuevas inversiones en la comarca de Ribera d'Ebre".

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha impuesto hoy a la central nuclear de Ascó I (Tarragona) sanciones por un valor total de 15,4 millones de euros, por la comisión de cuatro infracciones graves en relación con la liberación de partículas radiactivas, hecho notificado en abril de 2008.

El total de la multa, que también se debe a dos infracciones más leves, es la sanción más alta impuesta hasta ahora a una central nuclear española (el segundo importe más alto de 1,6 millones de euros lo abonó el titular de Vandellós II en 2006).