Galán dice que España necesita un debate intenso sobre su futuro energético

  • Eaglesham (R.Unido), 20 may (EFE).- El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, manifestó hoy que España necesita "un debate intenso" sobre su futuro energético, sin excluir la opción nuclear, porque no puede seguir teniendo una dependencia del exterior del 85 por ciento en sus fuentes de generación de energía.

Eaglesham (R.Unido), 20 may (EFE).- El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, manifestó hoy que España necesita "un debate intenso" sobre su futuro energético, sin excluir la opción nuclear, porque no puede seguir teniendo una dependencia del exterior del 85 por ciento en sus fuentes de generación de energía.

Galán, que se trasladó a la localidad de Eaglehsham (Escocia) para inaugurar el mayor parque eólico terrestre de Europa, ofreció una conferencia de prensa en la que expresó su deseo de que el debate sobre política energética que previsiblemente celebrará el Parlamento tras el verano aborde todas las posibilidades.

"Espero que sea un debate intenso. El país lo necesita. Y que se hable con toda transparencia y claridad. No podemos seguir teniendo el 85 por ciento de dependencia exterior. No podemos seguir siendo sistemáticamente un país con una intensidad energética por unidad de PIB creciente", subrayó el presidente de la eléctrica.

El debate parlamentario sobre este tema "tendrá que contemplar todas las variaciones", declaró Sánchez Galán cuando se le preguntó sobre la necesidad de dar un impulso a las centrales nucleares.

El presidente de Iberdrola consideró necesario analizar "cuál es la demanda de energía que va a haber en nuestro país en los próximos años y cómo se va a suministrar esa energía, en lo cual indudablemente la energía nuclear va a tener su peso".

Estas políticas van en la línea de lo abordado en el conjunto de la Unión Europea (UE), donde "hay una línea muy clara de disminución de dos vectores: de disminución de la dependencia exterior de productos fósiles y de mejora de las condiciones medioambientales para reducir las emisiones", añadió.

Es la política marcada por la llamada "Directiva 20-20-20" de comercio de emisión de CO2 de la UE, que establece la implantación de un 20 por ciento de energías renovables y una reducción del 20 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para 2020.

Galán destacó que el Reino Unido, donde Iberdrola adquirió ScottishPower (una de las tres eléctricas más importantes del país) en 2007, "ya ha tenido ese debate y ha tomado la decisión de construir una serie de centrales nucleares"

"Nosotros como operador importante de este país, como productor de energía, vamos a estar en ese proceso para, en el momento oportuno, construir las centrales nucleares necesarias", afirmó.

Iberdrola quiere optar a los emplazamientos para la construcción de esas centrales en el Reino Unido, en la nueva fase que ha puesto en marcha el Gobierno británico tras una primera subasta para construir las infraestructuras que relancen este sector.

Sobre el Real Decreto Ley recientemente aprobado por el Gobierno que reforma la normativa referente a energías renovables, dijo que es positivo porque "pone orden en el tema fotovoltaico" y porque ayuda a dar estabilidad a un sector "que tiene que estar perfectamente planificado".

Galán defendió que el sector de las renovables esté "perfectamente planificado" y que tenga "una libreta de ejecución y planificación", algo, comentó, que "el Gobierno está haciendo bien".

"La gran lectura del este Decreto Ley para mi y para los mercados financieros es que da predecibilidad y estabilidad a los marcos regulatorios, en un entorno en el que los capitales son miedosos. Si no das predecibilidad y estabilidad, los capitales no van a venir para hacer las inversiones necesarias", comentó.

Galán indicó que el sector eléctrico representa en España el 2 por ciento del PIB, emplea a 300.000 personas y que, por tanto, "quiere ser parte de la solución" a la crisis económica.

"Pero hay que poner marcos que nos permitan convencer a los mercados de capitales de que merece la pena invertir en nuestro país. Estoy seguro de que ese debate energético nos va a llevar a una situación de quitarnos sorpresas, de tener algo planificado, con una visión a largo plazo y con unos objetivos determinados", dijo.

"Conociendo al equipo que tiene el ministro, estoy seguro de que van a hacer un buen trabajo", concluyó.