Greenpeace afirma que la producción de Garoña es "marginal" y pide el cierre

  • Burgos, 30 abr (EFE).- La organización Greenpeace ha exigido hoy de nuevo, con motivo del tercer aniversario del cierre de Zorita, que se proceda a la clausura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cuya incidencia en la producción eléctrica nacional es, según los ecologistas, "marginal".

Greenpeace afirma que la producción de Garoña es "marginal" y pide el cierre

Greenpeace afirma que la producción de Garoña es "marginal" y pide el cierre

Burgos, 30 abr (EFE).- La organización Greenpeace ha exigido hoy de nuevo, con motivo del tercer aniversario del cierre de Zorita, que se proceda a la clausura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cuya incidencia en la producción eléctrica nacional es, según los ecologistas, "marginal".

Según Greenpeace, España exportó en 2008 una cantidad de electricidad equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña.

Por su parte, según añade la organización ecologista en una nota de prensa, la contribución energética de Garoña al balance eléctrico nacional es marginal y está sobradamente compensada por la aportación de las energías renovables.

Así, la aportación de esta central al sistema eléctrico en 2008 equivalió al 1,43 por ciento sobre el total de generación neta de electricidad de ese año, que fue de 279.868 gigavatios.

Añade Greenpeace que las energías renovables aportaron en 2007 un 23 por ciento del total de la electricidad generada y la eólica produjo por sí sola un 11 por ciento de la electricidad en 2008.

Para los ecologistas de Greenpeace "el cierre inmediato de Garoña no implicará ningún quebranto al sistema eléctrico español", ya que tiene capacidad suficiente para asumir su cierre inmediato.

Garoña, inaugurada en 1971, es la única central de primera generación en España y su reactor, según Greenpeace, está "fuera de normativa", ya que no cumple con los estándares de seguridad que se exigen internacionalmente en la actualidad.

Greenpeace recuerda que "la viabilidad técnica y económica de un sistema de generación eléctrica basada al cien por cien en energías renovables, que nos permitiría luchar de forma eficaz contra el cambio climático al tiempo que se abandona la energía nuclear, es un hecho ya comprobado científicamente y que las centrales nucleares son un gran obstáculo para el despliegue a gran escala de las energías renovables".