Los ecologistas piden a la UE que exija más a la industria de los electrodomésticos

  • Bruselas, 9 mar (EFE).- Varias organizaciones ecologistas pidieron hoy a la UE que no deje de presionar a la industria de los electrodomésticos y refuerce los estándares medioambientales que deben cumplir estos aparatos.

Los ecologistas piden a la UE que exija más a la industria de los electrodomésticos

Los ecologistas piden a la UE que exija más a la industria de los electrodomésticos

Bruselas, 9 mar (EFE).- Varias organizaciones ecologistas pidieron hoy a la UE que no deje de presionar a la industria de los electrodomésticos y refuerce los estándares medioambientales que deben cumplir estos aparatos.

Expertos de los Veintisiete votarán en las próximas semanas estas medidas y la renovación del etiquetado de los productos a fin de que se perciba claramente cuáles son los más y los menos eficientes.

Amigos de la Tierra y la Asociación holandesa para la Naturaleza creen que la UE debería dejar de rebajar la exigencia a la industria y no permitir un acuerdo "débil" sobre las medidas de eficiencia energética si quiere lograr los objetivos medioambientales que se ha fijado.

"La industria está intentando debilitar la legislación medioambiental cuando los estándares estrictos sobre electrodomésticos ofrecen a Europa una de las mejores oportunidades para reducir emisiones", indicó en un comunicado el director de la Asociación holandesa para la Naturaleza, Mirjam de Rijk.

El diseño ecológico tiene por objetivo que los productos que se comercialicen en la UE empleen las mejores tecnologías disponibles para reducir el consumo de energía y representa una de las mejores maneras de luchar contra el cambio climático, recordó.

Ambas asociaciones aseguran que si la UE fija unas normas de diseño ecológico ambiciosas puede llegar a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero en 450 millones de toneladas al año en 2020, lo que equivale al total de emisiones de los coches europeos.

Este mes se votarán las medidas de eficiencia de productos como motores eléctricos, neveras, televisores, lavavajillas y lavadoras, lo que podría traducirse en un ahorro anual de 100 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

"Los borradores de los textos hasta ahora carecen de ambición para lograr las reducciones necesarias y se han visto debilitados por los grupos de presión de la industria", afirma el director de Amigos de la Tierra Europa, Magda Stoczkiewicz.

Para Stoczkiewicz son especialmente "débiles" las medidas sobre televisores, neveras y motores, así como las fechas límite para su puesta en práctica.

Estas organizaciones también rechazan que los fabricantes quieran acabar con el nuevo etiquetado de eficiencia energética que propuso la Comisión Europea para distinguir claramente entre los productos que consumen más y los menos intensivos.