azor perdicera

LOGROÑO, 04 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de La Rioja ha aprobado la renovación del Plan de Recuperación del águila- azor perdicera presentado por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial y que pretende incrementar la población de la especie y su hábitat potencial en la región, según informó el Ejecutivo en un comunicado.

La población actual de águila-azor perdicera de La Rioja asciende a 4 parejas reproductoras y 2 parejas territorializadas. La especie ha sufrido un fuerte declive durante los últimos tiempos y si a comienzos de los 80 la población en La Rioja era de 7 parejas reproductoras, en 1998 se mantenían 4 territorios ocupados con tan sólo 3 parejas reproductoras. Esta disminución llevó a la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial a catalogarla como especie en peligro de extinción y a aprobar el plan de recuperación.

El primer Plan de Recuperación del águila-azor perdicera ha producido una mejora en el estado de las poblaciones gracias al asentamiento de tres nuevas parejas, de las que una de ellas ha llegado a reproducirse, y ha contribuido, asimismo, a reducir la mortalidad adulta. Pese a los avances detectados, todavía no se dan las condiciones para proceder a un cambio de categoría de la especie en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre de La Rioja, por lo que se ha procedido a renovar el plan existente.

El nuevo plan se plantea como objetivos aumentar la población de la especie hasta alcanzar unos efectivos reproductores acordes con la capacidad del medio, así como lograr un área de distribución regional que permita una conexión con el resto de la población mediterránea y garantice su viabilidad genética y demográfica.

Las medidas propuestas van encaminadas a reducir la mortalidad ocasionada por la electrocución en los tendidos eléctricos y por la caza ilegal.

También ha aumentar la productividad de la población regional reduciendo las molestias humanas en las áreas de nidificación durante el periodo reproductor y conservar el hábitat en las áreas de cría y en las áreas de campo, protegiendo las zonas de nidificación y aumentando la disponibilidad de presas potenciales en los territorios.

Además busca controlar la evolución de la población y el proceso reproductivo, y mejorar los conocimientos demográficos sobre la población regional, e informar y sensibilizar a la opinión pública sobre la situación de la especie en La Rioja.

Las acciones serán de aplicación en el área de distribución potencial de la especie, que incluye todo el territorio de La Rioja, aunque se priorizarán las actuaciones de vigilancia y de conservación del hábitat en las consideradas Áreas de Interés Especial para el águila-azor perdicera que son la zona de especial de conservación de importancia comunitaria (ZECIC) de Montes Obarenes y Sierra de Cantabria

Además el ZECIC de Peñas de Iregua, Leza y Jubera; ZECIC de Peñas de Arnedillo, Peñalmonte y Peña Isasa; ZECIC de Sierra de Alcarama y Valle del Alhama; los espacios incluidos en la propuesta de Lugares de Importancia Comunitaria de los Sotos y Riberas del Ebro (Sotos de la Fresneda, Peñacasa y Cortados de Aradón): y el espacio del Plan Especial de Protección del Medio Natural (PEPMAN) de los Cortados de Quel y Autol y zonas circundantes.