CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

El bosque seco tropical de Colombia está en peligro de extinción

  • Bogotá, 24 feb (EFE).- El bosque seco tropical de Colombia, del que sólo queda el 1,5 por ciento de los 80.000 kilómetros cuadrados de cobertura original que tenía en el país, está en peligro de desaparecer, alertó hoy la organización ambientalista internacional The Nature Conservancy (TNC).

El bosque seco tropical de Colombia está en peligro de extinción

El bosque seco tropical de Colombia está en peligro de extinción

Bogotá, 24 feb (EFE).- El bosque seco tropical de Colombia, del que sólo queda el 1,5 por ciento de los 80.000 kilómetros cuadrados de cobertura original que tenía en el país, está en peligro de desaparecer, alertó hoy la organización ambientalista internacional The Nature Conservancy (TNC).

"Si no hacemos algo, se extingue", advirtió en Bogotá el director del Programa de Conservación de los Andes Tropicales de TNC, Aurelio Ramos, quien admitió que el bosque seco conforma un área poco cubierta por tareas de preservación.

En un encuentro con la prensa, Ramos destacó que este tipo de cobertura boscosa, que está presente a lo largo de la región caribeña y los valles andinos del interior de Colombia, tiene una gran riqueza en biodiversidad.

La ampliación de la frontera agrícola y ganadera redujo a 1.200 kilómetros cuadrados el área nacional de bosque seco tropical y sólo un 0,8 por ciento de dicha extensión ha sido declarada como "área protegida".

La serranía de San Lucas, en el norte colombiano, es uno de los remanentes de bosque seco que más preocupa a la comunidad ambientalista internacional, que considera a este macizo aislado uno de los ecosistemas de América más amenazados.

Ramos explicó que TNC trabaja de "manera muy detenida" sobre dicho espacio, que "es una de las manchas grandes, continuas, de bosques que todavía quedan en el país y, sobre todo, en el norte".

"Por biodiversidad es supremamente rica (...) y si nos damos el lujo de que se acabe estaremos perdiendo una cantidad de especies enorme", advirtió el experto, que aludió a investigaciones que resaltan que la serranía de San Lucas alberga 374 especies de aves, once de ellas amenazadas o casi amenazadas.

Además, este macizo, en el que confluyen los territorios de cinco departamentos, es hábitat de 160 especies botánicas, 84 de importancia forestal, y alberga en su subsuelo una de las minas de oro más grandes de Latinoamérica, con reservas de 1,5 millones de toneladas.

Esta serranía es "un caso específico para mirar cómo serían los impactos del sector minero sobre ciertos ecosistemas estratégicos", dijo Ramos, quien admitió que el lugar no está representado en el sistema nacional de áreas protegidas ni ha sido una prioridad en cuanto a conservación.

El representante en Colombia de TNC, José Yunis, observó, por su parte, que el macizo de San Lucas "siempre ha estado en la mira" por su importancia como ecosistema.

"Es una zona que tiene un montón de potencialidades, pero siempre ha estado allí, independientemente de si sólo se conoce por el conflicto (armado)", señaló Yunis.

Según los responsables de TNC en Colombia, donde esta ONG estadounidense trabaja desde hace quince años, en la serranía de San Lucas se debe garantizar un desarrollo sostenible, tarea que incluye la declaración de áreas protegidas.