El cambio climático puede facilitar la proliferación de especies invasoras

  • Madrid, 22 mar (EFE).- El cambio climático podría favorecer la expansión de especies de plantas invasoras hacia ecosistemas hasta ahora menos cálidos, según el biólogo e investigador John Maron, de la Universidad de Missoula en Montana, EEUU.

El cambio climático puede facilitar la proliferación de especies invasoras

El cambio climático puede facilitar la proliferación de especies invasoras

Madrid, 22 mar (EFE).- El cambio climático podría favorecer la expansión de especies de plantas invasoras hacia ecosistemas hasta ahora menos cálidos, según el biólogo e investigador John Maron, de la Universidad de Missoula en Montana, EEUU.

John Maron ha explicado en una entrevista con Efe que "no es posible prever el impacto sobre el ecosistema receptor de la expansión de estas especies" ocasionada por el aumento de la temperatura en ciertas zonas del planeta.

El profesor estadounidense ha estado en Madrid para intervenir en un ciclo "El ritmo de la vida: evolución y diversidad biológica", organizado por CosmoCaixa con motivo del Año de Darwin.

"Algunas especies 'migrarán' siguiendo el cambio climático y adaptándose a los nuevos entornos, y otras no serán capaces", ha apuntado Maron.

El investigador ha recordado que estos cambios naturales sólo son posibles en periodos muy largos de tiempo, y es la intervención humana la que facilita la introducción de especies invasoras en la mayor parte de los casos.

Muchas plantas exóticas que se han convertido en especies invasoras "con éxito" han sido introducidas precisamente para los espacios públicos como parques y jardines.

Estas especies se expanden en el ecosistema receptor a través de las semillas o elementos vegetales y pueden llegar a convivir perfectamente con las plantas autóctonas con efectos muy limitados sobre el entorno cuando se desarrollan en niveles de baja intensidad.

John Maron ha recalcado que "otras especies se han propagado con mayor intensidad o adquieren algunos rasgos nuevos debido a la adaptación al entorno y pueden llegar a tener un gran impacto sobre el ecosistema receptor".

La expansión de estas plantas invasoras puede reducir la biomasa de las especies autóctonas y alterar los procesos del ecosistema como el ciclo de nutrientes o la capacidad de adaptación al fuego, entre otros, pero "también pueden llegar a mermar gravemente la biodiversidad a nivel local", ha apuntado Maron.

Este biólogo estadounidense ha apuntado que hay muchas especies invasoras que se han introducido de manera moderada y se han adaptado a las nuevas condiciones, y "otras muchas que han fracasado en el nuevo ecosistema".

La evolución rápida de la especie "puede ser importante a la hora de permitir a estos organismos hacer frente a las nuevas circunstancias medioambientales, pero no implica necesariamente que vayan a colonizar el nuevo hábitat", ha aclarado el investigador.

Si la adaptación a un entorno nuevo con condiciones climáticas diferentes y especies competidoras nuevas se produce en la fase inicial, esta evolución rápida sí puede facilitar la proliferación de la especie invasora.

El investigador ha recalcado que en el futuro "la velocidad a la que se introducen las nuevas especies seguirá aumentando debido al volumen de desplazamientos y del comercio", y, con ello, los problemas causados por estas especies invasoras.

Maron ha añadido que los sistemas legislativos actuales "son más restrictivos que los que existían hace 30 años pero no son perfectos".

En opinión de este investigador, intentar controlar la abundancia de plantas exóticas supone "un gran reto" para las personas que se ocupan de la gestión de la reservas, sistemas naturales y parques en cualquier parte del mundo, "porque los problemas no desaparecerán".