Investigadores de la Universidad de Gerona descubren una nueva alga roja en el Mediterráneo

GERONA, 11 (EUROPA PRESS)

El equipo de investigación de Algas Bentónicas Marinas de la Universidad de Gerona (UdG) ha descubierto una nueva alga roja que habita en la parte más noroccidental del mar Mediterráneo, según confirmó a Europa Press la directora del equipo, Conxi Rodríguez-Prieto.

Según el estudio realizado, y publicado en el 'European Journal of Phycology', la nueva especie, Leptofauchea coralligena, "es una alga roja de profundidad característica del coralígeno situado entre 30 y 45 metros de profundidad", según explicó Rodríguez-Prieto.

En este sentido, señaló que el estudio sobre las algas rojas realizado por el equipo de la UdG se basó, principalmente, en la morfología de la estructura reproductora femenina y en los estadios de postfertilización, lo que permitió, "descubrir que lo que hasta el momento se había conocido como Rhodymenia ardissonei, era una especie completamente distinta, ya que su reproducción no tenía nada que ver".

Asimismo, añadió que el hallazgo fue posible "gracias al descubrimiento de especimenes fértiles". Y es que aparentemente son dos especies muy parecidas, "aunque la Rhodymenia ardissonei, es poco abundante y vive cerca de la superficie, mientras que la Leptofauchea coralligena es una especie importante y dominante en la profundidad".

El estudio empezó hace unos tres años, aunque no se publicó hasta principios de 2009. Rodríguez-Prieto explicó que pudieron confirmar que realmente se trataba de una nueva especie después de la colaboración de un investigador de la Universidad de Ghent (Bélgica), Olivier De Clerck, quién se encargó de secuenciar el ADN de la alga para concretar que sí era una especie nueva.

Esta nueva especie de alga roja solamente ha sido citada en el mar Mediterráneo, aunque Rodríguez-Prieto reconoció que es probable que se encuentre en más lugares y que se descubra, de la misma manera que le pasó a su equipo, que ha estado durante años "mal clasificada".

La directora concretó que actualmente el equipo de investigación de Algas Bentónicas Marinas de la UdG está trabajando en un estudio con el que quieren comprobar como puede afectar el cambio climático, principalmente la luz y la temperatura, a la vida de esta alga.