La Confederación del Ebro estudiará en Inglaterra la aplicación de las "biobalas" contra el mejillón cebra

ZARAGOZA, 18 (EUROPA PRESS)

Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) viajan esta semana a Inglaterra para conocer 'in situ' la aplicación de la metodología de las denominadas "biobalas" para la lucha contra el mejillón cebra y que está estudiando la Universidad de Cambridge. El organismo tiene previsto realizar pruebas del novedoso método en la Cuenca del Ebro.

Esta actuación se integra en un proyecto financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica y que está liderado por la Universidad de Zaragoza y en el que participan, además de la CHE, la Universidad Politécnica de Valencia, la Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesas, S.A. y el Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón.

Según destacó la CHE en una nota de prensa, el método de las "biobalas" consiste en la liberación controlada de partículas para atacar al molusco invasor. Para este estudio se utilizará cloruro potásico, una sal que es particularmente tóxica para el mejillón cebra y sin embargo es inerte para la mayor parte de la fauna acuática. Las pruebas se realizarán principalmente en instalaciones cerradas, aunque se está investigando su idoneidad a cielo abierto.

La CHE lleva a cabo una intensa línea de acción en la lucha contra el mejillón cebra que se resume en su conocido Plan de Choque donde se integran varios proyectos de investigación. Junto con estos contactos en Inglaterra, los técnicos de Calidad de las Aguas han visitado durante el mes de abril varias empresas holandesas donde se aplica un método de control por cloración específico contra el mejillón cebra que es considerado como la mejor tecnología disponible en aplicación del cloro.

MUESTREO DE LARVAS

Esta semana, además, la Confederación pone en marcha la cuarta campaña de muestreos de larvas de mejillón cebra. Hasta la primera quincena de octubre se realizarán un total de 870 muestreos en 63 embalses de la cuenca.

Junto con las tomas de muestras, el pasado año se impulsó la instalación de testigos de mejillón cebra adulto en 52 embalses navegables de la Cuenca del Ebro complementando el trabajo de las Comunidades Autónomas. Esto permite, en caso de colonización, confirmar en estas masas de agua la presencia de este molusco invasor.

Con ello, el organismo de cuenca colabora con las Comunidades Autónomas, competentes en el control de las especies invasoras.

Como novedades para esta campaña, también se está avanzando en la construcción de tres nuevas estaciones de desinfección de embarcaciones en embalses en Talarn (Lleida), Sobrón (Burgos) y La Estanca de Alcañiz (Teruel).

La Confederación ya ha construido otras tres estaciones en la cuenca; en el embalse del Ebro (Cantabria, pendiente de su electrificación para estar operativa); en el embalse de Mequinenza (Zaragoza, donde ya existe otra del Gobierno de Aragón) y en el embalse de Ullíbarri (Vitoria).