Las emisiones de CO2 de los coches descienden por primera vez en España, un 4,1% en 2008, según CC.OO

El sindicato estima que el nivel global de emisiones cayó un 6,5% en 2008 mientras que el Gobierno calcula que bajó un 8%

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes del transporte por carreteras experimentaron en 2008 su primer descenso desde 1990, con una caída del 4,1 por ciento respecto a 2007, según datos facilitados hoy por CC.OO. durante la presentación del informe 'Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2008'.

Aún así, los coches emitieron casi el doble de emisiones el año pasado (88 por ciento) que en 1990 (96.748 kilotoneladas de CO2 equivalente frente a 51.360) mientras que en 2007 estos niveles alcanzaron el 96 por ciento (100.969 kilotoneladas). De este modo, en el ejercicio anterior al volumen de emisiones de transporte fue incluso inferior a las de 2006 (año en el que también se registró un ligero descenso en el cómputo global de emisiones).

El nuevo informe de CC.OO., que tradicionalmente se adelantaba a los datos oficiales, estima en un 6,5 por ciento la bajada global de emisiones de CO2 en 2008, situando los niveles un 42,7 por ciento por encima del año base (1990). Además del transporte, el sector eléctrico redujo sus emisiones en un 16,1 por ciento.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, la caída prevista de emisiones de CO2 para 2009, es del 8 por ciento, lo que situaría a España un 42 por ciento por encima de los niveles de 1990, mientras que el Protocolo de Kyoto le obliga a situarse un 15 por ciento por encima de estos niveles en 2012.

En ambas estadísticas, ésta seguiría siendo la mayor caída registrada desde la década de los 90 y el tercer año en el que se registra una reducción.

A pesar de ello, el estudio alerta de que España es el país más alejado de la UE para cumplir el Protocolo de Kyoto. El coordinador del informe, José Santamarta Flores, explicó que el descenso registrado en el anterior ejercicio puede deberse en buena parte a la crisis económica, cambios en la estructura del mix de generación eléctrica, al aumento del precio del carbón y a una mayor aportación de las energías renovables, así como al aumento de la generación de origen nuclear.

9 TONELADAS DE CO2 POR ESPAÑOL

No obstante, el secretario confederal de Medio Ambiente de CC.OO., LLorenç Serrano explicó igualmente que las emisiones por habitante son "muy inferiores" a las registradas por la UE, en torno "al 10 por ciento". "Comparándolas con la media mundial son un 40 por ciento superiores. Además hay que tener en cuenta que la población española ha crecido cuatro millones de habitantes", añadió. Concretamente, se registraron en 2008 nueve toneladas de CO2 equivalente por habitante, mientras que en 2007 fueron 9,8.

Por gases, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en España disminuyeron un 7 por ciento en 2008 respecto a 2007; las de metano (CH4) un 5 por ciento; las de óxido nitroso (N2O) un 4 por ciento; las de carburos hidrofluorados (HFC) otro 4 por ciento; y finalmente las de carburos perfluorados, igualmente un 4 por ciento; así como las de hexafluiruro de azufre (SF6).

Finalmente, Serrano destacó el papel de las energías renovables en la disminución de gases de efecto invernadero y apuntó que las emisiones de GEI en 2008 habrían sido mucho mayores, de no haber sido por el desarrollo de la energía eólica, que en 2008 representó casi el 10 por ciento de la generación eléctrica bruta y el 11,5 por ciento de la demanda, con un aumento del 13 por ciento respecto a 2007, y evitó la emisión de 20 millones de toneladas de CO2.