La Diputación de Gipuzkoa pone en marcha el lunes la campaña de limpieza de playas de Semana Santa

Un total de 22 operarios se ocuparan de limpiar diariamente durante ocho días los 15 arenales guipuzcoanos de responsabilidad foral

SAN SEBASTIAN, 3 (EUROPA PRESS)

La Diputación Foral de Gipuzkoa pondrá en marcha el lunes una campaña de limpieza extraordinaria, con motivo del periodo vacacional de Semana Santa, de las 15 playas del litoral guipuzcoano pertenecientes a los municipios de Hondarribia, Orio, Zarautz, Getaria, Zumaia, Deba y Mutriku. La limpieza de las tres playas donostiarras corresponde al Ayuntamiento de San Sebastián.

Según informó en un comunicado, esta limpieza, que se gestiona desde la Dirección de Medio Ambiente del Departamento de Desarrollo Sostenible, se llevará acabo diariamente desde el próximo lunes hasta el 13 de abril, ambos inclusive. El horario de limpieza se desarrollará de tal forma que las tareas de limpieza finalicen a las once de la mañana.

Durante estos ocho días 22 operarios con cinco tractores, cinco máquinas cribadoras y otras cinco palas se responsabilizarán de la limpieza diaria con el correspondiente proceso de cribado de arena, desinfección, recogida de residuos y colocación y cambio de papeleras. Este despliegue de medios humanos y técnicos es similar al de la época estival.

La institución foral apuntó que también se instalarán papeleras para recoger los residuos que puedan depositar los usuarios que durante este período vacacional se acerquen a los arenales guipuzcoanos. En la Semana Santa del pasado año los servicios de limpieza recogieron un total de 94.280 kilos de residuos.

El diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, recordó que la Diputación se hace cargo del servicio de limpieza de las quince playas del territorio histórico desde 1993 y se llevan a cabo en diferentes fases a lo largo del año.

FASES

La fase invernal se desarrolla entre el 1 de octubre y el 14 de mayo. En la misma, una vez cada semana como mínimo, se retiran de cada playa los residuos orillados por las mareas de modo para que los usuarios puedan utilizar los arenales para el paseo, desarrollo de actividades deportivas así como para tener "una agradable impresión visual". En este período y durante la Semana Santa la limpieza es diaria.

En la fase pre-estival, entre el 15 y el 31 de mayo, las funciones básicas son las mismas que en la invernal. Además se procede a la nivelación y acondicionamiento de arenas y a su despedregado, cribado, volteo y aireación intensa. También, y antes del 1 de junio, se procede a la colocación de las correspondientes papeleras y contenedores con separación de envases y otros residuos.

Por último, la fase estival se divide a su vez en dos periodos. La máxima se desarrolla entre el 15 de junio y el 15 de septiembre y la mínima entre el 1 de junio y el 14 de junio y entre el 16 y el 30 de septiembre.

Durante este período la limpieza de los arenales es diaria, tanto para retirar de la superficie los residuos que aporten las mareas o los usuarios, así como para sustituir las bolsas de las papeleras. Asimismo, con una frecuencia mínima semanal, se voltea y se criba la arena de las quince playas. Durante este período, las tareas de limpieza concluyen para las once de la mañana.