Economía.- Ascó, Trillo, Vandellós y Cofrentes registraron en 2008 algún indicador inferior al funcionamiento normal

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Todas las centrales nucleares funcionaron con normalidad durante el ejercicio de 2008, a excepción de Ascó II, Trillo, Vandellós II y Cofrentes, a las que en algún momento de ese ejercicio se les ha señalado un indicador blanco (valor situado en una banda de baja importancia para la seguridad), según se desprende de la última sesión del 25 de marzo del Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), donde se analizaron los resultados del Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC) correspondientes al cuarto trimestre de 2008. El SISC es un programa que integra los distintos elementos que configuran el proceso de supervisión que el CSN realiza a las centrales y que incluye la vigilancia de las instalaciones, la valoración de los resultados, la adopción de actuaciones para corregir las deficiencias y la comunicación al público. Así, a lo largo de 2008 todos los indicadores de funcionamiento fueron de color verde, que significa que el funcionamiento es normal, con la excepción de uno blanco (valor situado en una banda de baja importancia para la seguridad) en Ascó II, en el primer trimestre, debido al número de paradas automáticas del reactor por cada 7.000 horas con el reactor crítico. Además, se registró otro indicador blanco en Trillo, por el índice de fallos (IFSM) de los generadores diesel que se ha mantenido en los tres primeros trimestres; otro en Vandellós II, también por el índice de fallos de los generadores diesel registrado en los dos primeros trimestres y, por último, otro indicador blanco en Cofrentes, relativo al número de cambios de potencia no programados por cada 7.000 horas con el reactor crítico que se mantuvo el tercer y cuarto trimestre del año. Por otro lado, los hallazgos de inspección ascendieron a 152, de los cuales 145 fueron categorizados de color verde, seis blancos y uno amarillo (que implica una importancia sustancial para la seguridad). Concretamente, este último fue consecuencia del incidente de la fuga de partículas radiactivas del edificio de combustible, de la unidad I de Ascó, notificado al CSN en abril del pasado año y que fue clasificado por el organismo como de nivel 2 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES, por sus siglas en inglés). 178 INSPECCIONES EN TOTAL En todos los casos, los hallazgos fueron resultado del programa de inspección del CSN, que efectuó un total de 178 inspecciones durante el ejercicio, superando la cifra de 2007. Además, se registraron cuatro hallazgos transversales en Ascó (en realidad, dos hallazgos que afectaron a las dos unidades). Concretamente, uno de ellos se mantuvo "abierto" desde el año anterior, porque el CSN consideró que las acciones correctivas adoptadas por el titular para resolver los problemas observados en su gestión del Programa de Acciones Correctivas (PAC) fueron insuficientes para resolver todas las deficiencias existentes, y todavía persisten algunas. Por este motivo, el hallazgo transversal se mantendrá mientras no compruebe el CSN que las acciones del titular son adecuadas para evitar la repetición de los problemas detectados. El segundo fue consecuencia de la detección de un elevado número de hallazgos de inspección verdes, es decir, muy poco importantes para la seguridad, debidos a una gestión deficiente por el titular de la regla de mantenimiento. ASCÓ I Y VANDELLÒS II, "PILARES DEGRADADOS" Durante el año pasado, Ascó I y Vandellòs II permanecieron en la columna de "pilar degradado" durantes tres y cuatro trimestres, respectivamente. En Ascó I se debió al hallazgo amarillo en el pilar de Protección Radiológica del público y al hallazgo blanco en el pilar de Protección Radiológica Operacional, originados por la fuga de partículas radiactivas, durante el segundo trimestre, a lo que se añadió un hallazgo blanco en el pilar de sistemas de mitigación en el segundo trimestre por la falta de calificación sísmica de unas grúas situadas en la cúpula del edificio de contención que fueron instaladas para realizar la inspección de los tendones del edificio. En Vandellòs II, el resultado del pilar degradado respondió a la existencia de un indicador blanco relativo al número de fallos en el funcionamiento de los generadores diesel en los dos primeros trimestres, y a dos hallazgos blancos en el pilar de sistemas de mitigación, uno del primer trimestre, relativo a deficiencias en el montaje y pruebas del sistema de agua enfriada esencial, y otro en el segundo debido a la incorrecta implantación de una modificación de diseño para prevenir los efectos de inundaciones internas. Así, la existencia de dos resultados blancos en el mismo pilar de seguridad supone que éste pase a la situación de "pilar degradado". Además, bajo "respuesta reguladora" quedó la unidad II de Ascó, a causa de un indicador de funcionamiento blanco en el primer trimestre en el pilar de sucesos iniciadores, por paradas instantáneas no programadas, un hallazgo blanco en el pilar de integridad de las barreras en los tres primeros trimestres y otro blanco en el pilar de sistemas de mitigación en el cuarto trimestre. Por su parte, Cofrentes permaneció en la citada columna durante el tercer y cuarto trimestres debido a un indicador blanco relativo al número de cambios de potencia no programados, en el pilar de sucesos iniciadores, y Trillo lo hizo los tres primeros trimestres por un indicador blanco relativo a fallos e indisponibilidades de los generadores diesel.