El Ecoparque de Badajoz contará con la primera planta de aprovechamiento de biogas de Extremadura

BADAJOZ, 26 (EUROPA PRESS)

El Ecoparque de Badajoz contará con la primera planta de biogas de Extremadura, un sistema de aprovechamiento que permite utilizar el gas metano que generan los residuos y en este caso concreto, producir 6.400.000 Kw/h de energía eléctrica, lo equivalente al consumo anual aproximado de 2.500 familias.

La instalación, que supone una inversión de 850.000 euros, supone la ejecución de 50 pozos de extracción del metano entre 15 y 20 metros de profundidad cada uno. Un sistema que estará conectado a una planta con dos generadores de 400 Kw cada uno de ellos. Este sistema se calcula que empezará a estar en funcionamiento "en pruebas" a lo largo de este año.

Así lo anunció hoy la directora general de Evaluación y Calidad Ambiental de la Junta de Extremadura, María Pérez, en declaraciones a los medios antes de participar en una visita guiada a esta planta de residuos sólidos urbanos de Badajoz que en la actualidad presta servicio a unos 270.000 habitantes.

En cuanto a las ventajas ambientales del metano, María Pérez explicó que el gas metano es un gas con efecto invernadero que tiene un potencial contaminante cuatro veces superior al del CO2. De este modo, este sistema de aprovechamiento dijo que genera un "doble beneficio" teniendo en cuenta que "de este modo se evitará que el metano, un gas con efecto invernado, salga a la atmósfera" y al mismo tiempo, aseveró que "se estará evitando también que se utilicen combustibles fósiles al utilizarlo en forma de energía eléctrica".

A su juicio, con esta instalación se "cierra un círculo en la gestión de los residuos". Con respecto a la energía que podría generar esta planta de biogás, la directora de Evaluación y Calidad Ambiental explicó que el Ecoparque podría considerarse "autosuficiente para abastecer sus necesidades energéticas".

Por otra parte, María Pérez tenía previsto realizar una visita a las obras acometidas el año pasado donde la Junta de Extremadura invirtió 2,7 millones de euros con la intención de "hacer unas cubriciones en algunas naves para que el vertido final no esté al aire libre antes de acabar en el vertedero".

Un sistema, que según aseveró, ha sido completado con otro sistema de drenaje de las aguas pluviales. Por otra parte, apuntó que se han mejorado, todos los viales, las zonas de recepción y de acopio de material. Unas actuaciones que consideró "necesarias para mejorar" el funcionamiento del Ecoparque.