El PE pide que antenas de telefonía móvil se instalen a una distancia mínima de escuelas

BRUSELAS, 2 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento Europeo aprobó este jueves un informe no vinculante en el que reclama que las antenas de telefonía móvil, las redes eléctricas de alta tensión o las torres de telecomunicaciones se instalen a una distancia mínima de escuelas, residencias de ancianos o centros de salud y que se publiquen mapas con los niveles de exposición a estas ondas tras advertir de las consecuencias para la salud humana que la exposición a determinados campos electromagnéticos pueden tener.

El informe, elaborado por la eurodiputada liberal belga Frédérique Ries y aprobado con los votos a favor de 559 eurodiputados, 22 en contra y 8 abstenciones, pide "garantizar que al menos las escuelas, guarderías, residencias de ancianos y centros de salud se sitúen a una distancia específica, fijada de acuerdo con criterios científicos, de este tipo de equipos".

Además, aboga por "soluciones dialogadas" entre la industria, las autoridades públicas y militares y las asociaciones de vecinos sobre los criterios de instalación de nuevas antenas de telefonía o líneas de alta tensión porque consideran que ello "redunda en el interés general".

Asimismo, los eurodiputados defienden que las administraciones públicas apoyen el establecimiento de infraestructuras y antenas compartidas por compañías con el objeto de "reducir su número y la exposición de la población". También proponen reorientar las antenas para que los campos electromagnéticos no incidan tan directamente sobre las poblaciones habitadas y piden que se acelere la aplicación de la directiva que protege específicamente a los trabajadores frente a los campos electromagnéticos.

La ponente del informe Ries advirtió de que los ciudadanos europeos están "preocupados" por las radiaciones que emiten este tipo de instalaciones, mientras que hasta un 80% de ellos reconoce no tener suficiente información al respecto. Por ello, la Eurocámara propone a los Veintisiete en su informe que se publiquen los mapas de exposición de este tipo de instalaciones a través de la Web para garantizar su acceso al público.

Asimismo, el Parlamento Europeo insta a la Comisión Europea a emplear fondos de las Redes Transeuropeas para impulsar estudios sobre los efectos de estos campos electromagnéticos y, por otra vez, le pide averiguar por qué no se ha publicado el informe científico mundial Interphone, al que contribuyó a financiar Bruselas, sobre la relación entre los móviles y determinados tipos de cáncer.