La CE, satisfecha con el consenso alcanzado en la ONU para controlar el mercurio

  • Bruselas, 20 feb (EFE).- La Comisión Europea se mostró hoy satisfecha con el consenso alcanzado en el seno de Naciones Unidas para regular el uso del mercurio a escala internacional, un metal altamente tóxico.

La CE, satisfecha con el consenso alcanzado en la ONU para controlar el mercurio

La CE, satisfecha con el consenso alcanzado en la ONU para controlar el mercurio

Bruselas, 20 feb (EFE).- La Comisión Europea se mostró hoy satisfecha con el consenso alcanzado en el seno de Naciones Unidas para regular el uso del mercurio a escala internacional, un metal altamente tóxico.

Esta decisión, que había sido reclamada durante cuatro años por la Unión Europea, fue adoptada ayer en una reunión del Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) en Nairobi.

La UE está a favor de medidas legalmente vinculantes para regular el ciclo de vida completo del mercurio, que supone una gran amenaza para el ser humano, los animales y los ecosistemas, porque considera que las iniciativas voluntarias son insuficientes, indicó la CE en un comunicado.

Según Bruselas, el apoyo de la nueva administración estadounidense de Barack Obama fue un "factor clave" en las negociaciones, así como la contribución de economías emergentes como India y China y de los países en vías de desarrollo y Rusia.

El comité de negociación volverá a reunirse este año para iniciar los preparativos, pero no empezará a trabajar en la elaboración del acuerdo internacional hasta 2010 para dar tiempo a los países en vías de desarrollo.

"La UE quiere ver un progreso rápido" aseguró la CE.

Desde que en 2003 el UNEP pidió reducir la utilización de mercurio, todas las medidas que se había tomado al respecto habían sido de carácter voluntario.

Los Veintisiete pusieron en marcha una iniciativa propia en 2005 que ha permitido reducir las ventas de dispositivos que contienen mercurio, prohibir la exportaciones a partir de 2011 y establecer nuevas normas para garantizar un almacenamiento seguro.

El mercurio era hasta hace pocos años un componente habitual en sustancias químicas, pilas, termómetros o incluso empastes dentales, pero su alta toxicidad ha hecho que en los últimos años los países de la UE lo retiren progresivamente del mercado.