La Coordinadora de Plataformas contra la Incineración convoca una manifestación para el 25 de abril en San Sebastián

SAN SEBASTIAN, 3 (EUROPA PRESS)

La Coordinadora de Plataformas contra la Incineración convocó hoy una manifestación para el próximo 25 de abril en San Sebastián con el objetivo de dar "un impulso y un final apropiado" a la campaña de recogida de firmas que están llevando a cabo desde el pasado mes de enero, con la que se pretende presentar a debate en el Parlamento vasco una Ley Vasca de Residuos.

Representantes de la Coordinadora ofrecieron hoy una rueda de prensa en San Sebastián en la que señalaron que han logrado recoger más de 15.000 firmas, aunque necesitan un total de 30.000 para poder presentarlas ante la Junta Electoral y que su petición sea tomada en cuenta.

En ese sentido, agradecieron a la mayoría de sindicatos, a varios partidos de izquierdas, grupos ecologistas y ciudadanos su labor en esta recogida de firmas, que calificaron de "muy importante", dado que la coordinadora no posee "ni medios económicos ni espacios físicos" para que la gente acuda a dejar su rúbrica.

Asimismo, hicieron pública la convocatoria de una marcha para el sábado 25 de abril en la capital guipuzcoana en la que, además de finalizar la campaña, destacarán que la incineración "tiene alternativa en la recogida de residuos puerta a puerta". En ese sentido, apuntaron que este modelo ya está aplicando en Usurbil, del que tienen "muy buena impresión", pese al poco tiempo que lleva en activo.

Por otro lado, Donostia Bizirik hizo público también que el Juzgado de lo Contencioso administrativo nº 1 de San Sebastián ha dictado sentencia estimatoria del recurso planteado por este colectivo, por el que declara nulas las Ordenes Forales de 14.5.2007 y 27.6.2007 del Departamento de Desarrollo Sostenible de la Diputación de Gipuzkoa por las que se convocó y adjudicó el concurso a la empresa IDOM para la elaboración del Plan Territorial Sectorial de Infraestructuras de Residuos Urbanos en Gipuzkoa.

La sentencia declara nulas tales Ordenes Forales y, por tanto, la adjudicación a IDOM, al haber sido dictadas "prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido y de las normas que contienen las reglas esenciales para la formación de la voluntad de los órganos colegiados".

Según explicó Donostia Bizirik, el Juzgado declara que la Diputación aprobó el expediente de contratación "sin existir certificado de la existencia de crédito e informe de fiscalización del Servicio de Intervención y Auditoría de la Diputación Foral" y sin informe jurídico del servicio del departamento de Desarrollo sostenible.

Asimismo, señaló que el Juzgado declara que la constitución de la Mesa se hizo "ilegalmente", al no estar presente el interventor o persona del Servicio de Inspección de la Diputación y al hacerse las reuniones sin convocatoria y orden del día correspondiente.