Edurne Pasaban, Gerline Kalterbrunner y Nives Meroi, candidatas al Premio Príncipe de los Deportes

OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

Las alpinistas que más ochomiles han coronado en la historia de este deporte, la española Edurne Pasaban, la austriaca Gerline Kalterbrunner y la italiana Nives Meroi, han sido propuestas para el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes como candidatura conjunta, que se fallará el 2 de septiembre próximo.

Edurne Pasaban (Tolosa, Guipúzcoa, 1973) es la primera deportista española y única mujer en el mundo junto a Kalterbrunner que logra escalar doce montañas de ocho mil metros, entre ellas las dos cumbres más altas del mundo, el Everest y el K2. A los 15 años comenzó su interés por el alpinismo desde la escuela de alta montaña que existía en su pueblo.

En 2001 inició sus ascensiones a cumbres de más de ocho mil metros, escalando en el mes de mayo el Everest (8.848 m.), lo que supuso la tercera ascensión femenina española a la cima más alta del mundo. En mayo de 2002 ascendió el pico Makalu (8.463 m.) y en octubre de ese año el Cho Oyu (8.201 m.), ambos en la cordillera del Himalaya.

Su cuarto ochomil lo escaló en mayo de 2003, el Lothse (8.516 m.) en India, y en julio de ese año, durante la misma expedición con el equipo del programa 'Al filo de lo imposible' (TVE) alcanzó las cimas del Gasherbrum I (8.068 m.) y del Gasherbrum II (8.035 m.), en el Himalaya. En julio de 2004 se convirtió en la primera mujer española en subir el K2 (8.611 m.), en una expedición arriesgada en la sufrió la congelación y posterior amputación de varias falanges de los dedos de los pies.

Su gran hito deportivo lo consiguió en julio de 2005 cuando alcanzó el pico Nanga Parbat (8.125 m.) en la parte paquistaní del Himalaya, convirtiéndose entonces en la única mujer viva en ascender ocho cumbres de más de ocho mil metros en el mundo y en la segunda de la historia, tras la alpinista polaca Wanda Rutkiewick fallecida en 1992.

En 2007 sumó su noveno ochomil al ascender al Broad Peak (8.047 m.) y, al año siguiente, otros dos, al hacer cima en el Dhaulagiri (8.167 m.) y el Manaslu (8.156 m.). En mayo de 2009 ha conseguido su duodécimo ochomil, al culminar con éxito su ascensión al Kangchenjunga (8.586 m.). Solo le resta coronar el Annapurna y el Shisha Pangma para completar los 14 ochomiles del planeta.

Gerline Kalterbrunner (Kirchdorf an der Krems, Austria, 1973) se inició muy joven en el montañismo y con 23 años intentó su primer ochomil, quedando a 45 minutos de la cumbre del Broad Peak. Lo logró en el Cho Oyu (8.201 m.) en 1998 y desde 2001, año en el que alcanzó el Makalu (8.463 m.), ha sumado, al menos, un ochomil cada año: Manaslu (2002), Nanga Parbat (2003), Annapurna I (2004), Gasherbrum I (2004), Shisha Pangma (2005), Gasherbrum II (2005), Kangchejunga (2006), Broad Peak (2007), Dhaulagiri (2008) y Lhotse (2009).

Esta última cumbre, conseguida dos días después de que Pasaban hollara la cumbre del Kangchenjunga, iguala a la austriaca y a la española en doce ochomiles. A los 32 dejó su trabajo como enfermera para dedicarse profesionalmente al alpinismo.

Nives Meroi (Bonate Sotto, Italia, 1961) se formó como montañera en los Alpes. En 1989 conoció a su actual compañero, Romano Benet, con el que vive y con el que ha ascendido sus once ochomiles. En 1994 realizó su primer ataque a un ochomil, a la cara norte del K2, pero tuvo que abandonar a 8.450 metros.

FORMACIÓN EN LOS ALPES.

Posteriormente abrieron numerosas vías en los Alpes y otra en el Bagiratthi II, en 1995. En 1996 intentó el Everest, quedándose a 8.000 metros debido a la climatología adversa. En 2003 sumó en 20 días las cumbres de Gasherbrum I, Gasherbrum II y Broad Peak, en el Karakorum, convirtiéndose en la primera mujer en lograrlo. En 2004 coronó el Lhotse y realizó un nuevo intento fallido al K2.

Dos años más tarde hizo cumbre en el Dhaulagiri y, tras acceder con éxito al K2, se convirtió en la primera italiana en ascender esta cumbre. Al año siguiente subió al Everest si oxígeno suplementario y, en 2008, cororó el Manaslu, con el que sumó su undécimo ochomil. En 2009 intentó sumar uno más, en el Kangchenjunga, pero tuvo que abandonar por problemas de salud de Romano Benet.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, equipos de trabajo o instituciones en el ámbito internacional".

Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes se concede, según el reglamento de los Premios, "a aquella persona o personas, o institución que, además de la ejemplaridad de su vida y obra, haya conseguido nuevas metas en la lucha del hombre por superarse a sí mismo, y contribuido con su esfuerzo, de manera extraordinaria, al perfeccionamiento, cultivo, promoción o difusión de los deportes".

RAFA NADAL EN 2008.

El año pasado, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes fue concedido a Rafael Nadal y, desde su primera edición, en 1987, ha sido otorgado a grandes deportistas como el golfista Severiano Ballesteros, el saltador de pértiga Serguei Bubka, las tenistas Arantxa Sánchez Vicario y Steffi Graf, el ciclista Lance Armstrong y el fondista marroquí Hicham El Guerrouj.

El plazo de recepción de candidaturas para los Premios de los Deportes y Concordia, que se fallarán en el mes de septiembre, permanecerá abierto hasta el próximo 24 de julio, a las 14,00 horas. El jurado del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes está presidido desde su primera edición, en 1987, por Juan Antonio Samaranch, presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional.

Desde su creación en 1981, los Premios Príncipe de Asturias han alcanzado un gran prestigio internacional. El solemne acto de entrega de todos ellos se celebra tradicionalmente en otoño en el Teatro Campoamor de Oviedo, capital del Principado de Asturias, bajo la presidencia de S.A.R. el Príncipe de Asturias y con la asistencia de las más destacadas personalidades de la vida social y cultural nacionales e internacionales.