23 meses de cárcel para dos acusados de usar cebos envenenados en un coto de caza

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

El juzgado de lo penal número 2 de Lleida anunció hoy 'in voce' la condena de 23 meses de privación de la libertad para dos acusados de utilizar cebos envenenados en un coto de caza privado, indicó en un comunicado la Fundación para la Conservación del Buitre Negro (BVCF), que se personó como acusación particular.

Carles Cases, empresario y ex presidente del club de baloncesto TDK Manresa, y Luis Jiménez fueron condenados por el uso ilegal de veneno contra la fauna, después de que en 2003 agentes rurales de la Generalitat los descubrieran distribuyendo cebos envenenados desde un vehículo cerca de bebederos y pasos de caza.

Los dos condenados deberán afrontar además una pena de doce meses de multa a razón de 8 euros diarios, dos años y medio de inhabilitación para el ejercicio de la caza y un pago de 4.000 euros por la muerte de varios perros de particulares.