501

Solicitan a la Junta de Andalucía que no cedan ejemplares al Gobierno regional de Madrid para este plan

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las organizaciones SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción tacharon hoy de "provocación" el programa de crías de águilas perdiceras de la Comunidad de Madrid por hacerse "como medida compensatoria de la carretera ilegal M-501", por lo que pidieron a la Junta de Andalucía que no cedan ejemplares para este plan.

Las asociaciones ecologistas señalan que la conocida como 'carretera de los pantanos' está sometida "a un grave procedimiento de infracción por parte de la Unión Europea y condenada por los tribunales de Madrid por la ausencia de una evaluación de impacto ambiental".

Sin embargo, la Comunidad de Madrid desvela a través de esta noticia de la cría en cautividad de una especie amenazada (el águila perdicera) un gasto de un cuarto de millón de euros en una medida calificada de compensatoria.

Las asociaciones ecologistas aseguran que la UE no ha aprobado todavía ninguna medida compensatoria para la conocida como 'carretera de los pantanos' "por la sencilla razón de que esta carretera está sometida a un gravísimo procedimiento de infracción de la legislación comunitaria (Directiva de Aves, de Hábitats y de Impacto Ambiental)".

Además consideran que, en todo caso, la cría de águilas perdiceras nunca será una medida compensatoria de esta carretera, "ya que no es éste el hábitat de la especie".

Por el contrario, advierten de que la especie se encuentra "prácticamente desprotegida" en Madrid, ya que "no tiene Plan de Recuperación, como ordena la legislación estatal autonómica; y la exigua población silvestre (sólo dos parejas) se encuentra a merced del veneno, los tendidos eléctricos y los furtivos".

Asimismo, tachan de "errática y vergonzosa" la política de conservación de la biodiversidad de la Comunidad de Madrid. "Con los 270.000 euros invertidos en este programa de cría se podría haber realizado un auténtico programa de recuperación de la especie en estado silvestre, a base de vigilancia intensiva de los nidos, corrección de amenazas (en especial tendidos eléctricos peligrosos), alimentación suplementaria a base de fomento del conejo, su presa preferida, y lucha contra las malas prácticas cinegéticas, en particular el veneno en cotos de caza", manifestó el coordinador de Conservación de SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza.

"Por el contrario, dejan que proliferen todo tipo de infraestructuras y prácticas dañinas para el hábitat de las especies amenazadas, mientras se hacen fotos junto a animales criados en laboratorio", agregó Miguel Ángel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción.

Desde el Gobierno regional no quisieron entrar a valorar las críticas de los ecologistas. No obstante, recordaron que el Hospital regional de Fauna Herida de Majadahonda ha logrado la cría en cautividad de forma natural de cuatro pollos de águila perdicera, un "un hito de la historia de estos programas en el mundo, dado que nunca antes había sido posible obtener crías de esta especie sin recurrir a la inseminación artificial".

"El hecho de que estemos hoy aquí presentando a estas crías de águila perdicera supone un inmenso logro para el medio ambiente de la Comunidad de Madrid y una muestra más del compromiso que tiene el Gobierno regional con la recuperación de especies amenazadas", aseguró la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño.